Lourdes Vázquez / Gilberto Navarro / Daniel Moreno

Guanajuato.- Los 118 feminicidios encarpetados por la Fiscalía General del Estado deben revisarse caso por caso. Así lo solicitaron figuras públicas y políticas de Guanajuato ante la discrepancia con los datos ofrecidos por el Poder Judicial que duplica la cifra y contabiliza hasta 271 casos.

Nada de la FGE es creíble: Magdalena Rosales

La presidenta de la comisión para la Igualdad de Género en el Congreso del Estado, Magdalena Rosales Cruz, acusó que la Fiscalía General del Estado (FGE) maquilla las cifras de feminicidio en la entidad, por lo que afirmó que ya no es creíble “absolutamente nada de lo que nos dice esta fiscalía”.

La legisladora local recordó que en junio pasado, el Grupo Parlamentario de Morena presentó un punto de acuerdo de obvia resolución para solicitar a la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG) que llevara a cabo una revisión de las cifras de homicidios presentadas por la FGE, en virtud de la discrepancia que existe entre los datos que ésta da a conocer y aquellos que reportan otras instituciones, como el INEGI.

Más detalles: Discrepan datos de feminicidios: FGE reporta 118 casos pero enjuician a 271 víctimarios

De esta manera, luego que en el 2018 y 2020, la Fiscalía de Guanajuato clasificó sólo 58 expedientes como feminicidio, pero el Poder Judicial vinculó a proceso a 152 presuntos feminicidas, la legisladora morenista pronunció:

“La discrepancia que se da entre la Fiscalía del Estado y el Poder Judicial, nos vuelve a llamar la atención, puesto que en el número total de muertes dolosas, no hay una concordancia en el Secretaría Ejecutivo Nacional del Sistema de Seguridad Pública porque éste recibe la información de la Fiscalía, mientras que el INEGI recibe información de la Secretaría de Salud, entonces aquí no hay concordancia. Con los feminicidios, no es posible que se reporten sólo estos 188, mientras que el Poder Judicial tiene otras cifras en los procesos que se abren”.

Reiteró que lo que se busca es “maquillar” las cifras para negar la realidad de la entidad, pues pese a que el Código Penal es la guía que deberían seguir ambas instituciones, “no hay una concordancia en los datos” y ello demuestra, dijo, “que el trabajo de la Fiscalía del Estado no se realiza de manera seria”.

“En esa instancia se trata de ocultar lo que realmente pasa en Guanajuato y es otro poder, otra institución el que reclasifica (…) pero es la forma en que trabaja la Fiscalía no tiene ninguna seriedad en los análisis de estas muertes de mujeres”.

Otra en la congeladora

Magdalena Rosales recordó que el 22 de abril de este año, se presentó la propuesta de exhorto al titular de la ASEG, Javier Pérez Salazar, para que a la brevedad iniciara una auditoría específica a la Fiscalía General del Estado para los ejercicios fiscales 2018, 2019, 2020 y una en tiempo real en el 2021, evalúe la calidad de las cifras delictivas en la entidad, incluyendo la revisión de los procesos internos de recopilación y sistematización de los datos delictivos generados por dicho ente.

Aunque la intención era que el punto de acuerdo se resolviera en esa misma sesión del pleno, por mayoría se votó que se enviara a comisiones para su estudio.

“Queda en la congeladora algo que es tan fundamental para las investigaciones y para la aplicación de justicia. Los feminicidios es algo que nos agobia a las mujeres; queremos saber si realmente se abren carpetas, porque si nos dice la Fiscalía que son 118 pues son las que abrió o no tienen siquiera idea el fiscal cómo pasaron al Poder Judicial”.

También tienen discrepancias: Verónica Cruz

La directora del centro ‘Las Libres’, Verónica Cruz, señaló que habrá que analizar caso por caso para conocer la razón de la discrepancia entre los feminicidios que reporta la Fiscalía General del Estado (FGE) y los vinculados a proceso por este delito por parte del Poder Judicial del Estado.

Como reveló Correo, entre 2015 y 2021 la FGE registró sólo 118 expedientes por este delito en la entidad, mientras que el Poder Judicial del Estado vinculó a proceso a 271 presuntos feminicidas. Es decir, más del doble de los casos reportados a nivel nacional por la propia FGE. Lee más AQUÍ.

Verónica Cruz señaló que en la asociación que preside, también se han topado con este tipo de discrepancias en las cifras de la Fiscalía General del Estado en comparativa con los casos que llevan en la agrupación, por ello dijo que en el análisis caso por caso, se puede tener una perspectiva de la razón que en muchos casos se reclasifican los delitos.

“Lo que nosotras conocemos del análisis caso por caso, que lo contrastamos con nuestra fuente de la Fiscalía y ahí podemos ver claramente por qué son feminicidios, por qué son homicidios… en algunos, en el análisis del contexto, decimos: ‘este tiene elementos de feminicidio y puede reclasificarse’. Todavía no hacemos un trabajo tan fino con el Poder Judicial, pero del trabajo que hacemos con Fiscalía —tenemos 20 años contrastando los casos— Las Libres documentan con los de la Fiscalía y, en general, coincide. Hemos tenido máximo cinco de diferencia”.

Consideró que aunque hay una gran cantidad de asesinatos de mujeres en el estado, la gran mayoría no encuadran con el tipo penal de feminicidio.

¿Acumulación histórica?

Asimismo, señaló que posiblemente esta discrepancia se presenta debido a la acumulación histórica y que en cada carpeta de investigación puede haber más de una víctima o presunto responsable.

“Se van acumulando los de los años anteriores que los van deteniendo o se van liberando ordenes de aprehensión, es decir, no vamos a encontrar una similitud con los datos”.

No obstante, aun considerando estos dos factores, persisten notables discrepancias entre los reportes de la FGE y las resoluciones de los jueces estatales.

Una muestra: de los 48 vinculados a proceso en 2019, sólo seis correspondían a años anteriores, doce fueron en grado de tentativa, y en los 30 restantes sí consumó el feminicidio y todos eran de 2019.

Finalmente, consideró que es necesario que las instituciones sean claras en las cifras que dan a conocer para evitar que se tengan dichas discrepancias.

“Tiene que ser la autoridad la que debe de saber cómo traducir y dar la información adecuada, porque si no está la especulación de que se quiere decir que hay menos feminicidios, porque aún con eso el problema es gravísimo, tenemos muchísimos asesinatos de mujeres, que están aún peor porque están a la luz  de todos porque son en el espacio público”.

 “Es reclasificación”

Por su parte, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo adjudicó la diferencia en cifras a la reclasificación del delito. Asimismo, sin negar o aceptar las cifras, señaló que los datos deberán revisarse porque “hay varios criterios que influyen para clasificar el feminicidio”.

“Hay algo que se llama reclasificación del  delito, tú como fiscalía puedes acusar a alguien ante un juez  de un delito tener un proceso, pero existe lo que se llama la reclasificacion del delito, allí puede reclasificarse y acusar (al detenido) de feminicidio. Puede que por allí esté (el asunto)”

Rodríguez Vallejo sostuvo que es posible que se oriente ante un juez a un acusado de homicidio, pero el juez valora y lo juzga como feminicidio, por lo que insistió que el asunto es para revisarlo.

ac