Lourdes Vázquez 

Guanajuato.- El presidente de la Comisión de Turismo en el Congreso del Estado, Aldo Márquez Becerra señaló que la Secretaría de Turismo debe informar el motivo por el que tres de los cinco paradores turísticos que hay en la entidad se encuentran cerrados y en el abandono. 

El legislador del PAN adelantó que este martes, en sesión de la comisión estará presente el secretario de Turismo del Estado, Juan José Álvarez Brunel y en dicha reunión se abordará la estrategia de turismo de manera general. 

Correo publicó que los paradores turísticos de Dolores Hidalgo, Pénjamo y Yuriria que fueron construidos en el sexenio pasado de Miguel Márquez Márquez se encuentran abandonados, pese a que la pretensión era que fueron sitios estratégicos para atraer a más visitantes y de esta forma detonar la economía de ciertas regiones, no obstante, ahora están prácticamente en el olvido. Permanecen abiertos el paradero de Sangre de Cristo en la capital y el de Monera de Pozos pero con escasos visitantes. 

Al respecto, Aldo Márquez manifestó que, al ser sitios importantes, es pertinente analizar cuál es el motivo por el que no están funcionando el de Yuriria, Dolores Hidalgo y Pénjamo, Sangre de Cristo y Pozos están funcionando más bien yo si sugeriría que se pregunte con la Secretaría de Turismo cuál va a ser la estrategia en conjunto con los municipios para reactivarlos. 

“Habría que revisarlo ahí con la Secretaría de Turismo, fueron paradores que arrancaron desde el gobierno del Estado desde la secretaría de Turismo (…) cuál fue el motivo por el que no están funcionando y cuál será la estrategia para detonarlos. Son importantes porque al final de cuentas son puntos en los que converge comercio, información turística, creo que si es importante ver qué estrategia se va a plantear”, apuntó.

“Enclaves” abandonados

Los paradores turísticos que el gobierno de Miguel Márquez Márquez concibió como enclaves estratégicos para atraer visitantes y detonar la economía en diferentes regiones de la entidad, hoy se encuentran abandonados y a punto de quedar en el olvido.

Tres de los cinco paradores cerraron incluso antes de la pandemia, desde entonces la maleza y la falta de mantenimiento los carcome poco a poco.

Únicamente el de Sangre de Cristo, en la capital, y el de Mineral de Pozos, siguen abiertos aunque con escasos visitantes. Los de Dolores Hidalgo, Yuriria y Pénjamo, son el rostro del fracaso.

Cuando este modelo de paradores fue presentado en la pasada administración estatal, se dijo que servirían para fomentar el desarrollo económico, social y cultural de las comunidades aledañas, con la generación de empleos.

Ver nota completa: Por mala planeación, paradores turísticos de Guanajuato terminan en abandono

Analizan opciones para aprovechar los espacios

El Ejecutivo Estatal, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, aseguró que es los paraderos son un tema que analiza la Secretaria de Turismo estatal y el Instituto de Planeación, Estadística y Geografía del Estado de Guanajuato (IPLANEG) a fin de encontrar la mejor opción que permita aprovechar estos espacios y no gastar el dinero en obras sin sustento.

Ante el fracaso de los paradores turísticos Diego Sinhue Rodríguez subrayó la importancia que tiene el contar con planes bien estructuradas y bien diseñados a la hora de realizar este tipo de obras, por ello apuntó que en coordinación con el IPLANEG buscan crear un Plan Parcial de Turismo enfocado principalmente a Guanajuato capital, San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo, el cual permita definir viabilidad de proyectos y no destinar recursos sin contar con un estudio que los respalde.

Apuntó que buscaran aprovechar que los inmuebles que albergan los paradores turísticos ya existen, algunos operando y otros ya cerrados, por lo que habrá que ver si alguna asociación turística u operadora se interesa en estos lugares, tema que dijo está siendo valorado por el titular de Turismo estatal Juan José Álvarez Brunel.

Finalmente el mandatario señaló la probabilidad de destinar recursos para la rehabilitación de los paradores turísticos, sin embrago resaltó que para determinar cuánto se le pude inyectar primero es necesario que se haga un análisis que ayude a conocer por qué no llegan visitantes a estos espacios, así como analizar cuáles factores detonarían el turismo y una vez que se tenga un diagnóstico entonces que se elabore un plan bien estructurado  para “echarlos a andar”

(María Espino)