Cracovia.- Un grupo de investigadores polacos de la Universidad Médica de Bialystok identificaron una variante genética que hace que los portadores sean más vulnerables a la COVID-19 y sufran una mortandad superior.

El descubrimiento, hecho público este miércoles, es fruto del trabajo del equipo científico dirigido por los profesores Marcin Moniuszko y Miroslaw Kwasniewski, y fue calificado como “innovador” por la dirección de la Universidad de Bialystok.

Lee también: Personal de salud con COVID atiende a pacientes contagiados en EU

Según las conclusiones del estudio, el perfil genético de cada persona tiene una influencia significativa en cómo les afecta la covid-19, independientemente de otros factores de riesgo ya identificados como la obesidad, la edad avanzada o las comorbilidades.

El profesor Moniuszko explicó en una comparecencia ante la prensa que hallar la variante genética en cuestión en los pacientes puede ayudar a determinar quiénes corren un mayor riesgo de transcurso grave de la enfermedad.

La variante genética de cada persona definiría el impacto del Covid-19. Foto: Especial

Estos pacientes podrían, en este caso, recibir atención preferente e incluso dosis adicionales de vacunas contra el coronavirus.

La investigación fue llevada a cabo en colaboración con el Instituto de Enfermedades Pulmonares y Tuberculosis de Varsovia y con la empresa privada ImageneMe; la muestra analizada fue de mil 500 personas.

La presencia de la variante genética en cuestión, que forma parte del cromosoma número 3, puede afectar las posibilidades de que el portador muera por COVID-19, un riesgo que se multiplica por dos con respecto a los no portadores.

Te puede interesar: Variante Ómicron domina casos de Covid en el mundo, afirma OMS

Según los científicos polacos, el 14 por ciento de los habitantes de Polonia presenta este gen, mientras que en el resto de Europa el porcentaje se reduce al 9 por ciento de la población.

Polonia es uno de los países europeos más afectados por la pandemia y el pasado martes superó la cifra de 100 mil víctimas mortales por esta enfermedad.

Foto: Especial

Coronavirus seguirá mutando

La variante ómicron del coronavirus causante de la covid-19 no será seguramente la última que tenga que ser clasificada como “preocupante” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtieron hoy expertos del organismo con sede en Ginebra.

En su último informe, el equipo técnico de la OMS encargado de analizar las vacunas contra la covid-19 vaticina que “se espera que prosiga la evolución del coronavirus SARS-CoV-2, y es improbable que Ómicron sea la última variante de preocupación”.

Hasta ahora, cinco evoluciones del coronavirus han sido categorizadas de esta forma, y bautizadas con las letras griegas Alfa (primero detectada en Reino Unido), Beta (Sudáfrica), Gamma (Brasil), Delta (India) y Ómicron (también en territorio sudafricano).

El informe sopesa la posibilidad de que la composición de las actuales vacunas contra la covid-19 sea modificado para hacer frente a la variante ómicron.

Foto: Especial

En este sentido, los expertos de la OMS sugieren la necesidad de que los científicos trabajen con la meta de lograr una vacuna “más sostenible y con visión a más largo plazo, que sea eficaz contra cualquier variante futura”.

Las actuales vacunas, según los estudios hasta ahora realizados, parecen perder eficacia ante la variante ómicron a la hora de evitar covid-19 sintomática, aunque siguen mostrándose válidas para prevenir formas graves de la enfermedad, como indica el hecho de que la actual ola, con cifras récord de contagios, no va acompañada de más muertes.

Quizás te interese: OMS pide no usar los términos “Deltacron” o “flurona”

Aunque el documento no se opone a las inoculaciones de refuerzo, sí afirma que “una estrategia de vacunación que acabe basándose en repetidas dosis de la vacuna original probablemente no es sostenible ni apropiada”.

JRP