Luz Zárate

Celaya.- Luego del desalojo de varias familias en la zona donde se construirá el Distribuidor Vial Celanese, ya comenzó la demolición de nueve viviendas del lugar por donde pasará el trazo de esta obra que forma parte del Ferroférico.

El Secretario de Desarrollo Económico, Mauricio Usabiaga, informó que las obras de construcción del Distribuidor Celanese comenzarán a finales de julio.

La proyección de este Distribuidor vial lleva por lo menos 16 años, en cuyo tiempo se han realizado las negociaciones entre los afectados y las autoridades estatales y federales. Apenas el viernes de la semana pasada se concretó el desalojo de los habitantes de estas viviendas afectadas, para este esta semana comenzar la demolición de las viviendas.

Por si no lo viste: Por construcción de Distribuidor Celanese desalojan a familias en Celaya

Las nueve casas situadas en la comunidad Santa Anita, ubicadas a un costado de la carretera Celaya-Salvatierra, fueron compradas por Gobierno del Estado para poder construir este distribuidor. 

Tres familias señalaron que sí les efectuaron el pago, mientras que el resto coincidió en que las autoridades competentes les dijeron que su pago estaba desde el 2016 en el juzgado, pero argumentaron que jamás fueron notificados. Al señalarles que los pagos restantes ya estaban depositados, se procedió al desalojo.

Cabe destacar que en abril pasado, el Secretario de Desarrollo Económico, explicó que el gobierno federal logró convenir con la empresa Ferromex la aportación de 600 millones de pesos para la construcción del Distribuidor Celanese, que es una de las obras que se necesitan para poner en operación una parte del Libramiento Ferroviario también conocido como Ferroférico.

El tiempo estimado de construcción del distribuidor es de un año y se prevé que el Ferroférico en la parte que le corresponde a Ferromex esté funcionando a finales del 2022. 

Fue su hogar por 63 años, ahora ya solo quiere que le paguen

El señor Margarito Anaya Rodríguez, es uno de los propietarios desalojados el pasado viernes, y aunque estuvo de acuerdo en salirse de su casa y permitir el derrumbe de dos de sus propiedades, pide al Gobierno del Estado que le paguen ambas viviendas que fueron afectadas, pues asegura que la fecha no ha recibido ni un anticipo.

“Yo fui el martes a que nos pagaran, ya habíamos llegado a un acuerdo con el licenciado Sierra, primero el acuerdo era que teníamos 4 meses para desocupar, luego nos dijeron que ya no se podía porque ya estaba la obra encima, el último trato era de 10 días para desalojar, y cuando voy a que nos paguen, me dicen que ya los demás afectados aceptaron esos 10 días y que ya se iban a salir de sus casas, yo les dije que yo no estaba de acuerdo porque no me han pagado”, afirmó.

Margarito afirmó que no está en contra de la obra, sólo exige que le paguen sus dos afectaciones.

“Estoy conforme, sólo quiero que me paguen, ¿por qué si ya me iban a pagar el martes, por qué no lo hicieron? y para desalojarme sí lo hicieron de un día para otro y para el pago no tienen el dinero. Ni un peso me han dado”, aseveró Anaya Rodríguez.

Luego vivir 63 años en esa casa, prácticamente toda su vida, compartió lo nostálgico que es abandonar su hogar, por lo que este martes acudió a ver cómo quedó el sitio que lo vio crecer.

“Son dos casas mías, ahí vivíamos mi esposa y yo, mis dos hijos, dos nietos y una nuera. Yo llegué aquí de unos 3 años, tengo 66, duré 63 años viviendo aquí. Me da mucha tristeza, es algo que no le deseo a nadie, ya les dije que estoy de acuerdo con la obra, sólo quiero que me paguen”, afirmó. 

Larga historia

Para concretar el Ferroférico, el Gobierno del Estado ha tenido que negociar con más de mil 250 personas para la liberación del derecho de vía, que implica toda la obra. La negativa de algunas personas para vender e incluso los altos costos que piden por sus predios, han influido en el retraso de la obra.

Usabiaga destacó que hubo propietarios que llegaron a bloquear las negociaciones por más de 7 años, a quienes incluso se les sobrepagó el precio con tal de que vendieran.

El gobierno municipal destinará 7 millones de pesos y el Gobierno estatal 13 millones de pesos para la construcción de un colector de agua que se necesita para esta obra. El resto de la inversión lo aporta Grupo México a través de Ferromex, es decir lo que corresponde a 600 millones de pesos para este tramo del Ferroférico.

LC