Redacción

Celaya.- Debido a que próximamente iniciarán los trabajos de construcción del distribuidor pluvial de Celanese, fueron desalojados los habitantes de la comunidad Santa Anita, algunos dijeron no oponerse a salirse de sus casas, pero que se les pagará el monto acordado.

Alrededor de seis viviendas son las que se tenían que ser desalojadas, de las cuales tres familias señalaron que sí les efectuaron el pago, mientras que el resto coincidió en que las autoridades competentes les dijeron que su pago estaba desde el 2016 en el juzgado, pero argumentaron que jamás fueron notificados.

Al señalar que los pagos restantes ya estaban depositados, se procedió al desalojó pese a que los habitantes pudieran oponerse, de igual manera dicha acción se iba a efectuar y clausurar.

“A nosotros nunca nos notificaron que iban a venir hoy a sacarnos, yo no me opongo a salirme, solo que me paguen. Porque ellos dicen que desde el 2016 ya está el pago pero nadie nos dijo nada”, relató Margarito Anaya, habitante afectado.

Desde la tarde del viernes un contingente de alrededor de 50 oficiales estatales arribaron a la comunidad que se encuentra salida a Salvatierra como apoyo para las autoridades estatales que ejecutaron el desalojó.

Aunque los quejosos reiteraban que no se irían, el desalojó se efectuó, sin que interviniera la fuerza pública.

Por otra parte pese a que se solicitó a las autoridades estatales presentes una postura oficial, los trabajadores dijeron “no ser los encargados [pues] solo estaban de apoyo”.

Cabe destacar que se espera que a finales del mes en curso inicie la construcción del Distribuidor Celanese obra en la que el estado invertirá 13 millones de pesos y 7 millones el municipio.

LC