Karla Silva

Silao.- El titular de Tránsito Municipal de Silao, Juan Francisco ‘N’, fue denunciado penalmente por el delito de acoso sexual presuntamente cometido en perjuicio de una de los elementos de la corporación, y señalado ante la Contraloría Municipal por obligarla a pagar con su salario, infracciones viales que había aplicado a ciudadanos.

La tarde del 26 de julio, la Agencia del Ministerio Público en el municipio recibió la denuncia presentada por quien, para protección de su identidad, será llamada María, cuya declaración formal quedó asentada en la carpeta número 78240 en la Unidad de Tramitación Común.

De acuerdo con lo narrado por la víctima, la situación comenzó en mayo pasado luego de que ingresó a la corporación, y se agravó con el paso de los meses. Además de comentarios y preguntas con connotación sexual, refiere que el funcionario habrá emitido críticas respecto a su aspecto físico: “En ese momento me quedé como en ’shock’, y me quedé analizando la situación. Duré varios días muy pensativa, yo decía: ¿Es en serio que él me esté preguntando una cosa así y yo tengo qué contestarle?”, compartió.

Los actos de violencia llegaron a tal grado de que se vio obligada a apartarse de sus compañeros. “Me agarró ‘de bajada’ que porque no hacía bien mis infracciones”, dijo. En dos ocasiones a través de un empleado llamado Juan José, familiar indirecto de Juan Francisco -contó-, se le pidió que liquidara el pago por dos infracciones al reglamento vial que había levantado a ciudadanos, bajo el argumento de que no estaban correctamente elaboradas. La primera a un motociclista, lo que le costó 1 mil 883 pesos y la segunda a un automovilista, con un cobro de 323 pesos.

Lee también: “Mamacita y amor”, así se dirigía el director del Hospital Pediátrico a empleadas

La última ocasión en que se habría pretendido aplicarle nuevamente el cobro, fue tras una multa que levantó el 19 de julio a otro automovilista, por no respetar el cajón de estacionamiento para taxis. María se negó a liquidar el cobro y en consecuencia, el titular de Tránsito la habría amenazado con que de no hacerlo, tendría que pasar a Recursos Humanos por su baja de la corporación. Detalló que en ninguno de los casos existió procedimiento administrativo o constancia de la razón por la que se responsabilizaba a la agente; presentó queja ante la Contraloría Municipal.

“Me cansé de esta situación porque si sigo permitiendo más, me va a seguir humillando, me va a seguir ofendiendo de esa manera. Mi sueldo se está quedando aquí en infracciones (…) me cambió de turno (…) los elementos ya no nos hablaron, nos hicieron la ‘ley del hielo’ totalmente”, compartió.

También solicitó la intervención de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, a través de la queja con número 231/21-A. La agente expuso sentirse mal con esta situación, principalmente desde el aspecto emocional, pero confiada en que se hará justicia en el caso. Además teme por su seguridad y la de su familia.

EZM