La propietaria del “Balcón de Doña Ana” comentó que el conflicto sigue, además denunció que ha puesto denuncias por agresiones ante el MP

María Espino

Guanajuato.-“Si no hay acuerdo no hay beso”, así lo expresó Norma Luz Gámez propietaria del inmueble del “Balcón de doña Ana” en el Callejón del Beso. Luego de

demandar que la dirección de Fiscalización y Control de reglamentos del municipio de Guanajuato atienda el conflicto que existe entre ella, fotógrafos y leyenderos.

Norma Gámez declaró que desde Fiscalización le enviaron las “Normas de Connivencia Social para comerciantes en el Callejón del Beso” para que las firmara en caso de estar de acuerdo. Sin embrago dijo no estarlo ya que no hubo dialogo consensado entre las partes interesadas de manera unilateral por la dependencia y enviado por su titular, Alejandro Barbarino a través de whatsapp.

Lee también: Guanajuato: Regidor pide a Navarro retirar la rueda de la fortuna inmediatamente

Conflicto en Balcón de Doña Ana Foto: archivo

Fiscalización incumple con las mesas de diálogo

Gámez señaló que no le parece lo que dice la propuesta de norma de convivencia social ni la manera en la que se las hicieron llegar; pues apuntó que ha solicitado la intervención de la autoridad municipal para buscar conciliar el conflicto.

Lo anterior por medio de mesas de dialogo. No obstante, aunque desde el inicio de esta situación Alejandro Barbarino les hizo saber que convocaría a reunión de trabajo en las que estuvieran todos los interesados para llegar a una solución.

Esto hasta la fecha no ha sucedido y aseguró lo que contiene dicha propuesta no contiene lo que al menos a ella le interesa.

En contra de que limiten sus facultades sobre su propiedad

Además, la quejosa indicó que los problemas con los fotógrafos y leyenderos han continuado; esto pese que se ha buscado el acercamiento. Dijo que ingresaron a la Dirección de Fiscalización un escrito en el que señalan las facultades que tiene como dueña del inmueble en donde está el “Balcón de Ana”.

Conflicto en Balcón de Doña Ana
Conflicto en Balcón de Doña Ana Foto: archivo

Y así poder ofertar el servicio de fotografía, al mismo tiempo dejar que los turistas entren a conocer el lugar sin que esté obligada a expedir un boletaje; tal como lo habría señalado Alejandro Barbarino.

Conjuntamente Gámez señaló que le prohíben ofrecer el servicio de fotografía al interior de su propiedad. Situación que dijo no es correcta ya que se trata de un bien particular y no propiedad del municipio, por lo que no tendrían que limitar su oferta al turismo.

Sin solución al conflicto, no hay en el Balcón de Doña Ana

Asimismo indicó que el acceso al “Balcón de doña Ana” está disponible, pero al estar en conflicto con otros locatarios; entre los que se encuentran los dueños de la finca de enfrente que corresponde al “Balcón de don Carlos”, no es posible que los visitantes se tomen la foto del tradicional beso de enamorados desde los dos balcones.

Conflicto en Balcón de Doña Ana
Conflicto en Balcón de Doña Ana Foto: archivo

Ahora solo es de uno de estos espacios, por lo que expresó que mientras no se llegué a acuerdo que convenga a todas las partes “no habrá beso”.

Hecho que lamentó, pues dijo que se trata de un espacio enclavado en el icónico Callejón del Beso y que ha alcanzado fama a nivel internacional. Además, es un punto que atrae turistas de todo el mundo. Y es que aseguró que a ella le han prohibido hacer publicidad de su propiedad.

Dueña del Balcón de Doña Ana podría apelar ante un juez

Norma Gámez aclaró que una vez que ingresaron el documento en el que se indica la situación de conflicto ser resuelto. Pues la ley establece 10 días hábiles para que la autoridad municipal les dé respuesta y si no les favorece podrían apelar ante un juez. Pero, de no obtener respuesta también podrían proceder, debido al silencio de parte de la autoridad.

También comentó que es un tema urgente; ya que denunció que tanto ella como sus trabajadores has sido víctimas de agresiones verbales y físicas por parte de fotógrafos y leyenderos.

Precisó que han levantado al menos 4 denuncias ante el Ministerio público por lesiones, acoso laboral, intimidación, ofensas y maltrato en contra principalmente de los fotógrafos.

MSJP