Supuestamente el conductor del trailer de migrantes en Texas no sabría que el aire acondicionado se detuvo, lo que llevó a la trágica muerte

Redacción

Texas.- El presunto conductor del trailer de migrantes en Texas en que murieron 53 personas, Homero Zamorano, no sabría que el aire acondicionado había dejado de funcionar.

Al menos así lo señalan documentos judiciales del caso en que al menos mexicanos murieron, entre los que había al menos 7 de Guanajuato. Ahora el conductor podría enfrentar cadena perpetua o pena de muerte.

El hombre de 45 años, originario de Brownsville, habría residido en Pasadena, Texas. El día de los hechos intentó esconderse y luego hacerse pasar por víctima.

Lee más: Familias esperan en vilo, que sus seres queridos no estuvieran en trailer de Texas

Sus cómplices

Zamorano y su presunto conspirador Christian Martínez, de 28 años, están acusados de coordinarse mediante mensajes para realizar el operativo de contrabando de indocumentados.

Este incidente en San Antonio es el caso de tráfico de personas más mortífero en la historia reciente de Estados Unidos.

Por esto, ambos enfrentarían cargos relacionados con el contrabando mortal de 64 indocumentados, lo que implicaría una condena de cadena perpetua en una prisión del estado o la pena de muerte.

Además, también se suman las detenciones de Juan Claudio D’Luna-Mendez de 23 años y Juan Francisco D’Luna-Bilbao de 48 años. Los dos mexicanos están acusados de participar en el registro de forma indebida del trailer, además de portar armas al momento de su arresto. Ellos solo enfrentarían 10 años en prisión.

En Guanajuato familias esperan información

Familiares de Álvaro Ojeda Salazar quien, se cree, podría ser una de las victimas del tráiler de Texas aún mantiene la esperanza. Anhelan poder encontrarlo con vida ya que nadie les ha confirmado que sí sea uno de los fallecidos.

Lee también: Logran contacto 6 familias de los 7 guanajuatenses en tráiler de Texas

De igual forma, la familia de José Guadalupe Narciso López Muñiz perdieron contacto con su familiar desde el viernes de la semana pasada. El hombre de 34 años se encontraba en Nuevo Laredo y avisó a su esposa que iba a subir a un tráiler, después de esto ya no supieron nada de él.

Son solo algunas de las personas que temen recibir la noticia de que sus seres queridos estaban entre las víctimas de la tragedia ocurrida en San Antonio.

Te puede interesar:

LC