Luz Zárate

Celaya.- Tras la intención del Ayuntamiento de establecer un decreto para prohibir que se instalen vendedores en el exterior del Mercado Morelos, los comerciantes están a la expectativa de si podrán volverse a instalar.

Los 18 comerciantes que tenían sus puestos instalados en el exterior del mercado, señalaron que no entienden la urgencia de la actual administración para quitarlos y de ‘manera exprés’ cambiar el piso.

“Primero quitaron a los que estaban en la calle Morelos, pero de buenas a primeras comenzaron a quitar el piso de acá de esta zona de afuera del mercado, con esto nos obligaron a quitarnos y no se vale, no nos oponemos al cambio, pero nos hubieran dado oportunidad de prevenirnos, a los puestos de tacos y comida los dejaron cambiarse a Pedro Figueroa pero los que vendemos ropa no estamos vendiendo y mientras de qué vamos a vivir, tenemos la esperanza que ahora que terminen de poner el piso nos dejen instalar nuevamente”, dijo una vendedora. 

Los comerciantes buscan reunirse con el alcalde electo, Javier Mendoza, a quien le expresarán su necesidad de volverse a colocar en el sitio donde han vendido los últimos años.

Fotos: Luz Zárate

Actualmente se está cambiando el piso y se prevé que se terminen los trabajos el próximo viernes.

El Director de Obras Públicas, Juan Gaspar García Aboytes, informó que se invertirán 474 mil 829 pesos en los trabajos de mejora del Mercado Morelos que inician con el cambio de piso en la entrada principal.

A principios de la semana pasada se comenzó a quitar la plancha de cemento y se está por terminar de colocar el piso de granito.

La obra está a cargo de la empresa Semmco y Grupo Celark. 

La obra incluye los trabajos en 369 metros cuadrados de demolición y retiro de mosaicos existentes, cuya inversión es de 26 mil 119 pesos; se colocarán 270 metros cuadrados de granito para banqueta con un costo de 328 mil 538 pesos y para la cenefa serán 99 metros cuadrados por 120 mil 170 pesos.

Los comerciantes aseguran que están de acuerdo en que el edificio del mercado sea catalogado y que se convierta en un atractivo turístico, pero piden que no se les quite la oportunidad de trabajar.

LC