Nayeli García

Irapuato.- “Si con mis propias uñas tengo que rascar el piso, voy a rascar el piso”, reclamaron las integrantes del colectivo ‘A Tu Encuentro’ luego que interrumpieron la conmemoración del ‘Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas’ para regresar al predio del Comunal Emiliano Zapata y seguir buscando a sus desaparecidos.

Por tercera ocasión, los agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaron una búsqueda de cuerpos en un predio de la calle Amador Salazar, en la colonia Comunal Emiliano Zapata, donde el pasado 23 de agosto encontraron los restos de dos personas y el sábado pasado, integrantes del colectivo ‘Hasta Encontrarte’ extrajeron cinco bolsas con restos humanos.

Lee más: Colectivo encuentra restos humanos otra vez en Comunal Emiliano Zapata, Irapuato

Este domingo por la mañana, los agentes regresaron al predio para realizar una nueva búsqueda con palas y picos en toda la zona y poder descartar que hubiese más cuerpos, ante la presión de los colectivos que acusaron a la FGE de no realizar un peritaje extenso y sólo estar excavando de forma superficial.

Mientras la diligencia se llevaba a cabo desde las 9:30 de la mañana, el colectivo ‘A Tu Encuentro’ realizó un evento para conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en el jardín memorial de la colonia San Martín de Porres. Ahí, los familiares recordaron a sus desaparecidos y pidieron a las autoridades intervenir y realizar verdaderas búsquedas de sus familiares.

“No es un día de festejo, queremos visibilizar la violencia que nos está acabando cada vez más. Cada día gritaré con fuerza sus nombres, el colectivo A Tu Encuentro nació por el amor a ellos, venciendo el miedo, porque es más las ganas de tenerlos de vuelta y abrazarlos, que el miedo a no encontrarlos”, señalaron.

Palas, picos… y uñas

Foto: Nayeli García

El evento se llevaba a cabo cuando fueron avisados que otra vez en el mismo predio se realizaba una búsqueda de restos humanos, por lo que decidieron trasladarse a ese predio.

Cerca de las 14:00 horas llegaron al sitio, donde aún estaban trabajando agentes de la Fiscalía, quienes al verlos llegar, tomaron sus cosas y se retiraron con todo y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que estaban presentes en la zona.

A los familiares no les importó y con palas y picos empezaron a remover la tierra en la búsqueda de restos humanos, quizá alguno de ellos de sus familiares desaparecidos, cuya búsqueda de prolongó por varias horas.

Te puede interesar: Pénjamo: Colectivos de búsqueda exigen esclarecer desaparición de personas

En un momento de la búsqueda, fue encontrada una cobija y algunas prendas, que advirtieron que en ese punto podría haber una persona enterrada. Con las ya conocidas varillas, empezaron a buscar ese olor característico a muerte y aseguraron que sí, efectivamente, un olor nauseabundo se expedía en el lugar.

Inmediatamente empezaron a cavar cada vez más hondo, encontrando pasto fresco, tejas, piedras y prendas a más de un metro de profundidad de la superficie.

Una de las buscadoras llamó a la fiscal especializada en Investigación de Delitos de Desaparición Forzada, Yolanda Ramírez Domínguez, a quien le suplicó enviar a personas para resguardar la zona y ayudarlas en la búsqueda, pues podría haber alguien enterrado aún.

Impotencia

Y es que expresó la impotencia que sentía de que la fiscalía no busque bien en los terrenos y ya, en más de alguna ocasión, sean las propias familias las que regresen a los lugares donde se hizo un trabajo de peritaje y sean ellos mismos quiénes saquen los restos humanos.

Entre lágrimas, le dijo que no podían esperar a sus tiempos, pues desde un mes atrás pidieron realizar búsquedas individualizadas y no habían encontrado respuesta. “Siempre es lo mismo: la siguiente semana”.

Y es que la fiscal comentó que la siguiente semana ya les iban a dar una respuesta, pues estaba coordinando las búsquedas.

“Nosotros nos sentimos impotentes y si usted tuviera un hijo desaparecido, se lo juró que andaría haciendo más de lo que estamos haciendo. Se siente impotencia porque no tenemos el poder que usted tiene, porque a mí me duele mi hijo. Usted no tiene un hijo desaparecido como lo tengo yo y aquí estoy”.

ac