Aumentan 32% accidentes de motocicleta en la zona metropolitana de Guanajuato

Luis Telles

Guanajuato.- En México conducir una motocicleta representa un riesgo 6 veces mayor de sufrir lesiones graves y 3 veces mayor de morir en comparación con conducir un automóvil.

En México conducir una motocicleta representa un riesgo 6 veces mayor de sufrir lesiones graves y 3 veces mayor de morir en comparación con conducir un automóvil.

De acuerdo a la Coordinación de Epidemiología y Observatorio de Lesiones de la Secretaría de Salud del Estado, son los motociclistas quienes corren riesgos más altos, de mayor riesgo en carretera, ya que están expuestos a peligros que los conductores de automóviles y otros automovilistas no enfrentan; por su tamaño y diseño, las motocicletas, son menos estables y visibles que otros vehículos en la carretera.

En el periodo enero–septiembre del 2021, de los 2 mil 283 accidentes de tránsito registrados en la zona Metropolitana MUY (Moroleón, Uriangato, Yuriria), el 86% ocurrieron en zona urbana y el 14% en zona rural.

También ve: INEGI: en dos décadas, uso de motocicletas aumentó 22 veces en Guanajuato

El 7% del total de los accidentes fue por conducir en estado de ebriedad; el 70% de los conductores fueron hombres y el 30% mujeres. Por edad, un 10% de 0 a 14 años; 27% de 15 a 25 años; 28% de 26 a 35 años; 22 % de 36 a 45 años y 13% mayores de 46 años.

Una de las razones por las que los automóviles, camiones y otros vehículos grandes a menudo chocan con las motocicletas, es porque caen fuera de los patrones regulares y esperados de reconocimiento visual de los conductores.

Las lesiones comunes sufridas pueden variar de leves a incapacitantes. De acuerdo al Consejo Nacional de Prevención de Accidentes Viales, los cascos normados son solo 67% efectivos para prevenir lesiones cerebrales.

Los daños craneales comunes son conmoción cerebral, sangrado cerebral, hemorragia y fractura craneal. También se tienen lesiones en el cuello y espalda, que se consideran lesiones serias que pueden llevar mucho tiempo de recuperación e incluso causar parálisis.