Redacción / Fernando Velázquez

Celaya.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) anunció un incremento en los ‘Precios de Garantía’ para el 2022, con lo que se busca impulsar la producción de alimentos básicos y fortalecer la economía de los agricultores de pequeña y mediana escala.

De esta forma, el precio para la tonelada de maíz de productores de pequeña escala acopiada por Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) pasa de cinco mil 610 pesos a seis mil 60 pesos por tonelada y el apoyo a flete, de 150 a 160 pesos por tonelada, por hasta cinco hectáreas de temporal y compra de hasta 20 toneladas por agricultor.

En el caso del frijol acopiado por Segalmex, el precio de garantía aumenta de 14 mil 500 pesos a 16 mil pesos por tonelada, con apoyo hasta 30 hectáreas de temporal o cinco de riego y compra de hasta 15 toneladas por productor.

Lee también: Lecheros guanajuatenses enfrentan aumentos de hasta el 70% en insumos

Para los granos no acopiados por Segalmex, pero sí incentivados, como el trigo panificable, arroz y maíz –en este caso, de medianos productores-, también habrá un aumento como parte de este programa.

La dependencia federal destacó que los nuevos ´Precios de Garantía’ serán cubiertos dentro de los techos presupuestales que tiene previstos Seguridad Alimentaria Mexicana, en tanto que el acopio iniciará el 1 de noviembre.

Indicaron que los nuevos precios son una actualización necesaria para compensar la inflación acumulada de los últimos años.

Brindarán apoyo a damnificados por lluvias

La Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (Sdayr) comenzó la instalación de mesas para recibir las solicitudes de apoyo por parte de agricultores que fueron afectados por las fuertes lluvias, principalmente en Abasolo, Pénjamo y, en menor medida, en León.

Así lo dio a conocer el titular de la Secretaría, Paulo Bañuelos, quien refirió que son entre 5 mil 500 y 6 mil las hectáreas dañadas por los chubascos, para lo cual hay una bolsa de alrededor de 15 millones de pesos para ayudar a sus propietarios.

Apuntó que, en el caso de los cultivos de sorgo y maíz de riego, se apoyaría con 2 mil 500 pesos por hectárea, mientras que para los cultivos de temporal se prevé otorgar entre 1 mil 500 y 1 mil 800 pesos a partir de la siguiente semana.

“Entiendo que el campo invirtió más dinero en estar produciendo y que a lo mejor el apoyo representará un 5 o 10 por ciento, pero yo creo que el dinero para que sigan reactivándose no les va a caer mal a los trabajadores del campo”, dijo.

De igual manera, Paulo Bañuelos señaló que se revisa qué cultivos se pueden sembrar en la tierra que todavía sigue húmeda, antes de que comience la temporada invernal y las heladas.

“Estamos pensando también que habrá humedades por las inundaciones y estamos revisando con la fundación Guanajuato Produce para tener un cultivo alternativo y poder aprovechar esa humedad; se habla de que podamos apoyar con garbanzo que salga a los 80 o 90 días y que no nos agarren las heladas”, dijo.