Redacción

Irapuato.- El presidente del Club Deportivo AC, Juan Manuel Albo Moreno se defendió de las acusaciones de Ricardo Ortiz Gutiérrez en su contra al negar que sea un cáncer para el fútbol de Irapuato y haber pedido el contrato de las butacas, además advirtió que si le quieren quitar el estadio por el adeudo del predial, peleará jurídicamente.

“Quiero desmentir a Pinochet Ricardín que miente, se quiere justificar a toda costa, todo lo que hizo o dejo de hacer en el estadio ¡Tonto! me hubiera dado el contrato y le hubiera ahorrado 13 millones de pesos, pero su mente no le da para más que su nariz de mentiroso”, señaló el empresario, al negar que haya pedido al alcalde que le entregara el contrato de la compra de las butacas.

El alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz, acusó que “Juan Manuel Albo Moreno es un cáncer para Irapuato”, al pedir el presidente de la asociación civil del Club Deportivo Irapuato que “tenga los pantalones” para reconocer que él pidió que se le dieran los contratos para la compra de las butacas. Compra, en la que negó haya un faltante de 13 millones de pesos.

El presidente municipal hizo un llamado a la asociación civil para que consideren cambiar de presidente de la asociación, pues señaló que con lo sucedido ya no pueden tener una relación cordial con Albo Moreno, quien incluso cometió un delito de difamación en contra del regidor Francisco Chacón, Obras Públicas y el Ayuntamiento.

Lee también: Gasto público en el Estadio de Irapuato motiva reyerta entre alcalde y empresarios

En una rueda de prensa que Juan Albo Moreno dio a medios de comunicación digitales, mostró una solicitud de acceso a la información en donde se detalla que el contrato de las butacas fue de 20 millones 21 mil 578.54 pesos, y cada butaca con respaldo costó 666. 25 y 329.86 las que no tienen respaldo y el total instalado fue de 21 mil 252.

“Es de baja moral y calidad esa persona. No me voy a enganchar con un enajenado y anestesiado mentalmente por el alcohol”, sentenció en contra del presidente municipal, y advirtió que solicitarán se haga una auditoria y se acudirá con el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo para que intervenga en el asunto y ponga claridad.

Sobre los adeudos del estadio, señaló que si la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Irapuato (Japami) está cobrando casi 100 mil pesos mensuales de agua se los cobre a los contratistas porque ellos utilizaron el agua para las obras.

En cuanto al predial, advirtió que si el alcalde quiere hacer efectivo el embargo que se tiene del inmueble desde el 2004, lo va a pelear jurídicamente hasta las últimas consecuencias.

Aseguró que la relación de los dueños de las plateas y de los palcos, sí fue enviada desde septiembre del año pasado, pero a Fernando San Román y nunca tuvo una respuesta de su correo, por lo que acusó que Ricardo Ortiz mintió y el que no tiene palabra es el alcalde, pues nunca le prestaron las canchas de las deportivas para entrenamiento de las fuerzas básicas y el equipo femenil de fútbol, quiénes llevan dos campeonatos y van por el tercero.

“Nunca el Club Deportivo Irapuato ha perdido el estadio, que no se confundan. El Club Deportivo Irapuato nunca ha perdido el estadio, que lo dio en usufructo es una cosa y que ellos lo dieron al Grupo Tecamachalco es otra, quienes tiene la posesión no el Municipio”, precisó.

Albo Moreno dijo que él siempre ha defendido lo que le toca al Club Deportivo AC y no ha tenido necesidad de robar dinero público.

LC