Omar Medina

Guanajuato.- Más de tres millones de ciudadanos del estado de Guanajuato están en riesgo de padecer un cuadro grave de COVID-19 o incluso de perder la vida tras la llegada de la variante ómicron. Esto debido a que no han sido vacunados o presentan un esquema incompleto contra el virus SARS-CoV-2.

Datos de la Secretaría de Salud de Guanajuato indican que al corte del 13 de enero se han registrado 3 millones 148 mil 163 personas que ya registran un esquema completo de vacunación anti COVID-19.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que en la entidad hay 6 millones 166 mil 934 habitantes. Es decir que alrededor de 3 millones 18 mil 771 personas solo han recibido una dosis o en algunos casos ni siquiera se les ha administrado la primera vacuna.

Lee también: Tercera dosis de AstraZeneca y refuerzo de J&J sí podrían combatir la ómicron

Autoridades sanitarias han informado que durante enero casi 8 de cada 10 pacientes que han perdido la vida o han sido hospitalizados por COVID-19 no estaban vacunados o presentaban comorbilidades.

El último corte compartido por la Secretaría de Salud señala que hay 332 pacientes hospitalizados por COVID o posible COVID. De esta cifra el 79 por ciento de las personas tienen esquemas incompletos o no han recibido ninguna vacuna.

Foto: Especial

Hasta el mismo día, en total se han aplicado 7 millones 231 mil vacunas anti COVID en el estado de Guanajuato. La mayor parte se han repartido entre adultos de 18 a 30 años. Este grupo poblacional ha recibido 2 millones 85 mil 338 vacunas.

Durante enero del presente año la entidad ha presentado un aumento importante de casos positivos de coronavirus. En lo que va del mes se han detectado 12 mil 211 contagios. Esto es más de lo que se registró en todo diciembre del 2021, dicho mes cerró con 7 mil 221 casos.

Puedes leer: Variante Ómicron domina casos de Covid en el mundo, afirma OMS

La mitad del país podría contagiarse

El infectólogo Alejandro Macías, ha mencionado que, durante los siguientes dos meses, la mitad del país se podría contagiar de COVID-19 debido a que la variante ómicron se transmite a una velocidad nunca antes vista.

El experto recomendó que todas las personas que presenten malestares como tos, gripe, dolor de garganta o voz ronca asuman que padecen la variante ómicron de la COVID-19 y permanezcan aislados.

“Gente previamente sana que tenga covid después del 1o de enero, asumamos que se tiene la variante ómicron; entra rápido y sale rápido. Es razonable que pueden volver a trabajar al 8o. día luego del inicio de los síntomas. Si los aislamos 14, nos quedaremos sin gente para trabajar”.

Lee también: Ómicron produce crup o ‘tos de perro’ en niños de 5 años con Covid-19

LC