Redacción

Internacional.- Hannah Quintus una joven de 22 años llegaba de una noche de fiesta en su natal Eagle Groove, Iowa. Ella había regresado a su casa para descansar y de reposar la buena borrachera que traía. Luego de ponerse cómoda, estaba dispuesta a meterse en su cama, pero el alcohol le jugó una mala pasada.

Justo cuando se agachó para recostarse, “se le movió el piso” y tropezó, lo que provocó que diera varios pasos tambaleándose. Pero afortunadamente ahí estaba el buen amigo “Jax“, su golden retriever de dos años.

El perro le echó una mano (o pata) a su dueña pues justo antes de que ella cayera, el canino se paró sobre sus dos patas traseras y con su gran tamaño impidió que Hanna se fuera de frente al suelo. Y eso no fue lo único increíble: Jax la sostuvo y empujo para que ella se pudiera sentar en la cama.

@hquintus

Came home after a few too many and caught this video of my petcam 😂😂 #fyp #funny #falling #dog #tigerking #distancedance #coronavirus #quarantine

♬ kid fran moon – g

Hannah se mantiene constantemente cuidando a Jax con una cámara especial en su cuarto. Aprovechó la grabación del gracioso incidente para hacer una publicación en TikTok, red desde la que se ha viralizado el momento.

*Con información de sopitas.com

AC