1.- ¿Nada para Guanajuato?

Andrés Manuel López Obrador

Ha trascendido que la presentación de 39 proyectos de infraestructura dentro del Acuerdo para la Reactivación Económica en México por 297 mil 344 millones de pesos, por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, dejó a varios inconformes, empezando por el propio presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, pues en los proyectos ligados con energía se desplazó al sector privado.

También llamó la atención que en el reparto de obra se ha dejado fuera a Guanajuato, gobernador por el panista, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, aunque se resucita el Tren Ciudad de México-Querétaro, proyecto que ha servido para sostener la ilusión de una conexión con el Interurbano de Guanajuato, que hasta el momento sigue sin causar el interés activo de AMLO, luego de que el gobernador entregó la propuesta a Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia y arquitecto del acuerdo anunciado.

Siendo segregado el estado de los proyectos de infraestructura federal para la reactivación económica tras la pandemia, aunque queda la velita prendida de un segundo paquete en noviembre, el mandatario Rodríguez Vallejo deberá estructurar el desarrollo de Guanajuato desde lo local y sopesar con suma frialdad el uso y rentabilidad de los 5 mil millones de pesos que desea contratar adicionalmente como deuda, pues sin apoyo federal el esfuerzo quedará limitado ante las necesidades estatales.

2.- El nuevo escenario delincuencial

Alvar Cabeza de Vaca

Las masacres y los descuartizamientos de los cuerpos de las víctimas de parte de los criminales representan las características más usadas actualmente en el estado de Guanajuato en las comisiones de delitos de alto impacto. Sin embargo, las autoridades federal y estatal no han logrado ofrecer una explicación sobre las posibles causas ni tampoco, si tienen posibilidades de resolver el grave problema y en qué tiempo.

La multiplicación de respuestas o justificaciones de los asesinatos de parte de funcionarios encargados de seguridad pública y fiscalías, se circunscriben a que son actos cometidos por el crimen organizado. Quizá por el uso excesivo de esa causa obsequiada por Carlos Zamarripa, fiscal, resultó recurrente, desgastada y hasta insinúa que no habrá resolución. Las masacres en Jaral del Progreso, dos con 15 ejecutados, se suman a las de Celaya, Irapuato, León, Moroleón, etc., y los cuerpos destrozados, tirados en sitios donde causen terror.     

El número de asesinados ha superado en los primeros cinco días del mes: 15 cada 24 horas, porque los criminales están “masacrando” para causar mayor daño posible y provocar “pánico” -miedo y ansiedad- en la población, en las fuerzas de seguridad y también en las autoridades. El gobernador Diego Sinhue Rodríguez, tiene la ocasión de utilizar los materiales legales, instancias de fiscalización y técnicas de evaluación para saber qué fue de su plan “Guanajuato Seguro” y del encargado de aplicarlo, el secretario Alvar Cabeza de Vaca, que pareciera no percibir que la delincuencia instauró los “asesinatos masivos y descuartizamientos”.

El asesinato masivo en un Anexo en Irapuato presentó el “rostro de la barbarie” con la masacre de 27 jóvenes en julio pasado. Ni la Secretaría Seguridad Pública cambió, ni la Fiscalía analizó el hecho para inferir qué vendría. En tanto el secretario de Seguridad Ciudadana federal, Alfonso Durazo, continúa utilizando a “El Marro”, o su cártel, para sus artificios

3.- Anclado en el naranja

Francisco Arroyo Vieyra

La confrontación que se ha dado entre Francisco Arroyo Vieyra con su partido por la designación de Yulma Rocha como nueva dirigente de la CNOP, sector popular del PRI, en sustitución de su discípulo irapuatense Jorge Luis Martínez Nava, vino a desvelar que, en efecto, para el cuevanense, lo de hoy, es estar en el naranja.

El cambio fue determinado en la organización cenopista hace más de tres semanas, con el aval del presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, y aceptado por Martínez Nava, a quien se le ofreció ser representante tricolor ante el INE en Guanajuato; sin embargo, un día antes del cambio y en el CEN, traía nueva señal y no aceptó el ofrecimiento del propio “Alito”, demandando a cambio la embajada ante el IEEG, esencial a la hora del registro de candidaturas, que no le fue concedida por ser un asunto de confianza. El caballazo vino desde la cuadra de Arroyo.

La desconfianza del CEN se da en la medida de Manlio Fabio Beltrones, aliado de Pancho Arroyo, es quien está operando los acuerdos para incorporar priistas al Movimiento Ciudadano, los naranjas, la misma operación que se hace desde Alonso 10 y otros sitios en Cuévano. Beltrones, que como Arroyo participó en la reforma energética, sabe que son tiempos riesgosos ante las investigaciones de la Unidad de Investigación Financiera que busca fondos en los paraísos fiscales, como Andorra, por lo que incluso carga hasta amparo.

De la Valija.- Canibalismo

Expeditos, los morenos se desmarcaron de su regidora en Silao, Virginia Chacón Aguilar, tras desvelarse una red de nepotismo y apoyos ilegales a familiares suyos, pero a la vez dejaron ver la división que traen al interior de Morena. Alma Alcaraz, dirigente estatal, anunció que su caso se irá a su Comisión de Honestidad y Justicia; por su lado, quien la palomeó, el diputado Ernesto Prieto, condenó la práctica, pero pidió que sea escuchada antes de ser enjuiciada.

El remate llegó en la noche de este lunes, el compañero de Chacón Aguilar, José Luis Araujo Villanueva, pidió a la Contraloría Municipal investigarla y fincarle responsabilidades administrativas y hasta penales. Araujo, por cierto, apenas fue nombrado coordinador de regidores en Silao por Alma Alcaraz y responsable de instaurar los comités de base. De quien no se saba nada es del alcalde José Antonio Trejo Valdepeña, quien autorizó la nómina.

Raquel Buenrostro Sánchez

Lo anunciado de parte de la funcionaria de llevar a cabo una profunda auditoría sobre la forma en que las industrias automotriz y acerera pagan sus impuestos representa la oportunidad de la 4ª. Transformación a fin de tener una idea clara de los acuerdos que se tomaron en ese rubro en otros momentos históricos, así como de poner orden ante lo existente.

Raquel Buenrostro Sánchez, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), reveló que habrá más revisiones, como a las cinco mayores fundaciones privadas ligadas a las grandes fortunas del país. Entonces, las fiscalizaciones no representan una coyuntura de la Federación, sino el uso de una institución legal con un objetivo central para cerrar el segundo año del sexenio, tener control de los impuestos.

Buenrostro busca saber el manejo de las grandes empresas y de los capitales, a fin de recabar los recursos que requiere la Federación ante la crisis, en especial sus planes para armonizar con el Plan de Gobierno del presidente de México. Quid de esa tarea.