Yerbamala

1.- En amarillo incrementarán los riesgos

Daniel Díaz Martínez

Finalmente, Guanajuato sucumbió al semáforo epidemiológico nacional, pasará la próxima semana al amarillo y con ello vendría la avalancha de la población en la búsqueda de la normalidad. Luego de siete meses de “confinamiento” por la pandemia de COVID-19, el secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez, informó que se prenderá el color amarillo del semáforo estatal para retornar a más actividades no esenciales.

Aunque el galeno, con precaución y hasta con cierto temor, advirtió, que el virus no sabe de semáforos, y si la gente no sigue los protocolos de reactivación podrían aumentar los contagios y decesos. Se volvería al confinamiento. Al momento del aviso, los guanajuatenses habían sumado 42 mil 904 casos positivos y 2 mil 858 defunciones.

En junio pasado la Federación implementó el “Plan de Nueva Normalidad”, hecho para el retorno a las actividades esenciales que, a decir verdad, careció de la respuesta conscientes de la población y supervisión de las autoridades de salud pública, federal, estatal y municipal. Los riesgos se multiplicarán por la circulación de más población y la influenza estacional; hasta el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se contagió y fue recluido en un hospital militar.

2.- Designación, línea y método panista

Janet Melanie Murillo

Los estrategas del partido conservador luego de devanarse el caletre llegaron a la conclusión de que las candidaturas para los cargos sean por designación; o sea, emular a su dirigencia nacional que usará el método unilateral para distribuir los abanderamientos a diputaciones dos federales, debido a que el PAN va a aliarse al PRD como lo reveló su líder nacional, Marko Cortés. Aunque el panismo en los municipios cree necesaria la disputa de las candidaturas en nombre de la unidad.

Una primera parte del plan conjunto entre el Comité Directivo Estatal de Román Cifuentes y equipo con el grupo del gobierno estatal es que las plazas del corredor industrial sean reservadas para evitar conflictos y posibles rupturas. Además, que, desde los cinco municipios, empiece a resolver la cuestión de género. Así, en León, el PAN, podría llevar mujer como candidata a la alcaldía; Silao, sería otra fémina para la posición; en Irapuato quieren un hombre; Salamanca otro candidato; el pilón, en Los Apaseos, les representarían, mujeres.

En Silao, donde el alcalde es Antonio Trejo y pretende la reelección, quieren cambiarlo por mujer -se habla de la diputada federal, Janet Melanie Murillo-; en las ciudades donde la nomenclatura panista local está obsesionada por llevar candidatos empresarios -sociedad civil- a fin de oxigenar sus líneas son: Celaya, en donde tienen a Elvira Paniagua de alcaldesa e Irapuato, que gobierna, Ricardo Ortiz, donde no cambiaría el generó. La respuesta inmediata de la cofradía; aún, hace falta mucho trecho.

3.- Transformación tricolor

Alejandro Moreno Cárdenas

El 28 de agosto ha resultado la fecha primordial para la serie de ajustes que ha trazado el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI para su Comité Directivo Estatal (CDE) en Guanajuato para enfrentar el proceso electora 2020-2021. Ese día, al tomarse protesta a los nuevos integrantes del Consejo Político Estatal, se finiquitó con el aparato de poder partidario que mantuvo por casi seis años Gerardo Sánchez. Así, de manera puntual el CEN y el CDE han ido configurando la nueva estructura tricolor, ajustando sectores y organizaciones.

Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas determinó que los cambios en Guanajuato se apresuraran y el 11 del mes patrio se trazó la ruta definitiva. Se ratificó a Ruth Tiscareño y a Alejandro Arias como dirigentes estatales y enviaron a Mauricio Ortiz Proal como nuevo delegado del CEN, fortaleciendo la alianza en torno a los liderazgos estatales.

Renovándose las dirigencias municipales, en el Instituto Reyes Heroles se colocó al celayense Jorge Estopellán; en la Unidad Revolucionaria a la salmantina Alicia Muñoz Olivares; en Movimiento PRI MX a la leonesa Viridiana Saenz; en la CNC, sector campesino, la limpia del gerardismo la hace Delvim Fabiola Bárcenas. Esta semana, Yulma Rocha tomó la dirigencia de la CNOP y queda pendiente una pieza especialmente apreciada para los hoy dirigentes, el Movimiento Territorial también debe ser renovado, tras de seis años de Jaime Martínez Tapia.

Al calce. Los vientos de cambio también llegan a la diputación del PRI en el Congreso Local, donde a diferencia del partido ha prevalecido la armonía. Para el último año de la legislatura, Alejandro Moreno Cárdenas, propuso a Hugo Varela Flores cerrar como coordinador del grupo y aprovechar la experiencia de José Huerta Aboytes en tareas dentro la Conferencia Nacional de Legisladores Locales Priistas. Un cambio que se concretó este viernes en Bellavista. Será esta próxima semana cuando se ratifique la determinación ante el Poder Legislativo del estado.

De la Valija. Sin dormir

Al parecer con amplias capacidades y ubicuidad, Lilia Mayli Castro Cedillo, funcionaria del gobierno de Morena en San José Iturbide, que preside Genaro Martín Zúñiga Soto, se ha dado a la tarea de absorber bajo sus manos no sólo el papel de jueza municipal, sino también de ser su parte opositora como responsable del área jurídica de la administración, un conflicto de intereses; además, atiende el módulo de Profeco en la Presidencia y hasta es enlace de Derechos Humanos. No falta el audaz que asegura que Lilia Mayli de paso es enlace de Ricardo Sheffield, titular de PROFECO, para propósitos rojos marrón.

Por cierto, en Acámbaro ya se sabe que la exalcaldesa panista de Jaral del Progreso, Verónica Orozco, ha llegado como delegada de la SEG, un cambio que provocó cejas alzadas entre Morena, partido que tiene en sus manos la alcaldía, porque se le conocen más sus habilidades electorales que en torno a la pedagogía.

Vicente Fox Quesada

De todos los expresidentes, fue el único que de botepronto le zumbó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al residente de Palacio Nacional, por la realización de una consulta que trata de poner a juicio popular a quienes precedieron al actual presidente de la república, aunque la pregunta se diluyó al grado de poderse investigar hasta las responsabilidades de Antonio López de Santa Anna.

Vicente Fox Quesada, presidente de México entre los años 2000 y 2006, enderezó baterías contra el presidente de la Corte de la Nación y los magistrados que le apoyaron para avalar la consulta popular, llamándoles lacayos. Su exabrupto, fiel al estilo, le generó simpatías y hasta insultos, a lo cual está habituado.

El panista, a quien se le pronostica curul federal en 2021, ante la nueva embestida al pasado, sólo atinó a llamar al Chapulín Colorado, con su “ahora quién podrá defendernos”, personaje, por cierto, desaparecido ya de la televisión mundial.