1.- La supervisión necesaria

Raúl Montero de Alba

Una referencia sobresaliente que los legisladores locales debieran de introyectar con la finalidad de evitar el anquilosamiento en los cargos es que los ciclos cuentan en el orden personal como en la actuación pública. Esto viene a colación porque el procurador de los Derechos Humanos del estado de Guanajuato, Raúl Montero de Alba, renunció a continuar un periodo más en el cargo, a lo que tiene derecho, porque considera que frente al escenario es el momento de retirarse.

Amén de la decisión de Montero de Alba, es menester de parte del Congreso Local revisar lo realizado, sin olvidar las auditorías para la entrega-recepción. Es la oportunidad para un cambio; en un estado en donde la violencia e impunidad sobresalen, su instancia de derechos humanos debe estar a la altura con sus respuestas.

Para la selección del nuevo procurador resulta fundamental el reconocimiento de los hechos sociales -como no olvidar a las mujeres universitarias que sufrieron acoso sexual-. En el orden público todavía quedan rezagos y resabios ante la ciudadanía, que muestran los abusos de autoridad. Montero de Alba decidió irse y se le podría divisar en otra posición porque es político y la coyuntura es factor de determinación.

El dato curioso. La Junta de Gobierno del Congreso del Estado, presidida por el J. Jesús Oviedo Herrera, mostró tablas en el caso o ya estaba enterado. De inmediato le movió a la búsqueda del relevo. ¿Habrá as bajo la manga o son muy precavidos?              

2.- Prevención versus inseguridad

Eduardo Buscaglia

Más que tener un país lleno de soplones, como pretenden quienes aún creen que es la manera de enfrentar la inseguridad -violencia e impunidad-, para los especialistas en el tema lo fundamental es no arriesgar a la ciudadanía en la cuestión de alto riesgo, pues podría resultar afectada.  Así, la prevención para consolidar el terreno e impedir anomalías se volvió la respuesta al problema. En la búsqueda, el gobierno estatal, montó su Séptimo Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, esperándose las ideas para los planes locales.

Cabe mencionar que por el carácter orbital del evento del gobernador Diego Sinhue Rodríguez, se requiere de estudiosos que hagan el aterrizaje de los planteamientos para ser aprovechados en Guanajuato pues ya suman 7 versiones, pero los grandes planes no brotan. El académico de la Universidad de Columbia, Eduardo Buscaglia, señaló que el terror recreado por grupos criminales entre la sociedad impide la reorganización para dar soluciones; que gobierno y sociedad deben ir de la mano para encarar fenómenos delincuenciales

Sinhue Rodríguez reveló el método para la apropiación, indicó que las aportaciones, coadyuvarán a la “revisión de la política pública” a fin de adaptar las estrategias y programas para prevenir causas de violencia. A la par, la Coparmex informaba que Guanajuato es el octavo estado en donde “más socios” han sido víctimas de la delincuencia; un rasgo más de la inseguridad.

3.- Tricolores al sol

Luis Gerardo Gutiérrez

Con la lista del PRI de candidaturas por cuota de género para las alcaldías, de entre los 9 presidentes tricolores ilusionados en reelegirse, le tocó el descontón al de Abasolo, Samuel Cruz Chessani, pues se le informa al IEEG que no va y se postulará mujer. A menos que lo salve la campana de las coaliciones el 22 de diciembre y en la redistribución alcance reintegro. Los demás la libran y van por reelección.

Al momento los tricolores negocian una alianza con el PRD, parcial o flexible; la idea de unir fuerza con el PAN contra Morena queda lejana. El dirigente blanquiazul Marko Cortés insiste en la alianza con el PRI en varios estados, avisa que en los distritos en Guanajuato irán solos, pero de las alcaldías no dijo nada. La alianza entre panistas y priistas sería, por ahora, de facto, para no dejar pasar a Morena.

Con el esquema ofrecido se anotan entre los adelantados a las alcaldías a Eduardo Nieto en Irapuato; Coral Valencia en Salamanca; en Celaya se perfila Rodolfo Segura, aunque se habla de un tapado empresarial. En San Miguel Allende se cierra a Humberto Navarro y Mauricio Trejo. Para Abasolo entraría al quite la regidora Rocío Cervantes; en Pueblo Nuevo la sucesión la pelean Adriana Solórzano y Valeria Pantoja; en Valle de Santiago se anotan Ana Lilia Prado y Fuensanta Cárdenas; en Purísima del Rincón, Lupita Velázquez; en Xichú hay dos animadas: María Victoria Zárraga y Gloria Delia Landaverde.

Casos especiales son León y Guanajuato. En La Zapatera se suma a la carrera el exdiputado y abogado Luis Gerardo Gutiérrez Chico, acompañando a José Arturo Sánchez Castellanos. En Cuévano, tras el fin del cacicazgo de Francisco Arroyo al abrazar la causa naranja, se liberan las fuerzas tricolores, por lo que se tiene anotados a José Luis Romero Hicks, Edgar Castro y Ángel Araujo.

De la Valija. El desorden

Sin duda la actual administración municipal de San José Iturbide pasa como una de las más caóticas en el estado. En medio de la inundación de billetes falsos que reporta la población, se sabe que en menos de un año la Dirección de Servicios Municipales ha quedado dos veces acéfala, entre acusaciones de abusos y grillas.

El alcalde, de Morena y expanista Genaro Martín Zúñiga Soto, de plano encargó la tarea a su titular de Medio Ambiente, duplicando responsabilidades y debilitando a las dependencias. Se recuerdan los problemas en la Secretaría del Ayuntamiento y otras áreas. Todo indica que en el municipio hay una administración fallida.

Adriana De Santiago Álvarez

Desde hace tiempo la Universidad de Guanajuato (UG) está inmersa en situaciones complejas como las abusivas prácticas de acoso y hostigamiento sexual; múltiples recomendaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos o visos de prácticas administrativas opacas, como sucede en sus acuerdos con los sindicatos, pero de la responsable de la rendición de cuentas, no hay transparencia proactiva.

Adriana De Santiago Álvarez, titular del Órgano Interno de Control de la UG, y poeta en sus tiempos libres, es la responsable del control, evaluación y desarrollo administrativo de la universidad, prevención de conductas constitutivas de responsabilidad administrativa, y en su caso, de aplicar el derecho disciplinario. Sin embargo, se le conoce más por el silencio. No se registra de ella en el ámbito público un informe pleno sobre las responsabilidades encontradas entre tantas irregularidades.

Se sabe que es amiga desde sus mocedades del rector general. De Santiago, quien presume entregar modelos de control ejemplares al Sistema Anticorrupción del estado, debiera encontrar inspiración para entregar al pueblo de Guanajuato cuentas claras sobre lo que con gran esfuerzo le aportan los contribuyentes a la casa de estudios.