1.- Frugalidad municipal

Alejandra Gutiérrez Campos

Los 46 ayuntamientos de la entidad presentaron a tiempo sus iniciativas de ingresos para el ejercicio fiscal 2021 ante el Congreso del Estado, que este próximo jueves las

radicará en comisiones para su análisis y dictamen. Cada iniciativa deberá cumplir con los lineamientos que se marcaron en las juntas de enlace entre tesorerías y diputados, para que se ajusten a la legalidad, aunque ya se advirtió de un nuevo añadido.

La diputada panista y presidenta de la Comisión de Hacienda y Fiscalización, Alejandra

Gutiérrez Campos, citó que los efectos económicos de la pandemia obligan a que las propuestas de aumento a impuestos y servicios municipales se ajusten a la inflación. No se dejará pasar nada sin justificación. La evaluación, también contendrá una dosis de sensibilidad social, pues se desea que se vigorice la economía popular y no, por prevalencia, las municipalidades.

No sólo eso, Gutiérrez Campos hace un llamado a los gobiernos municipales, para que los recursos que capten en 2021 sean gastados con eficacia y eficiencia, con mesura, hacer más con menos y con responsabilidad. No lo dijo, pero sabe que, en año electoral, el dolor en los bolsillos pega.

2.- Romper el silencio en Salamanca

Enrique Díaz Díaz

La gran oleada ciudadana contra la violencia e impunidad que imperan en el estado gobernado por el panista, Diego Sinhue Rodríguez, se elevó contra los asesinatos de estudiantes en Celaya. Ahora fue en Salamanca por el homicidio del reportero Israel Vázquez; a pesar de las restricciones por la pandemia y la molestia de los gobiernos frente a una manifestación, la gente caminó para expresarse, incluso, mostrar coraje.

Mientras el Poder Judicial indiciaba a los “presuntos responsables” de la ejecución a mansalva, más del centenar de personas se “apropió” de las calles salmantinas para la

petición de justicia para Israel y el apoyo “solidario a la prensa” con un referente revelador, la solicitud de ayuda internacional porque los están matando. Frente al palacio municipal cayeron las máscaras que les fueron impuestas: pidieron las renuncias del gobernador Diego Sinhue, del fiscal Carlos Zamarripa y de la alcaldesa Beatriz Hernández Cruz.

Antes, los obispos, de Irapuato, Enrique Díaz Díaz y de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, coincidieron sobre la violencia e impunidad en Guanajuato, tomando de referencia el asesinato de Israel Vázquez. Díaz Díaz, señaló que “no se puede callar frente la violencia” y ante el homicidio del periodista, pidió a las autoridades no evadir la realidad y su responsabilidad por la violencia vivida en el estado y el país. Castillo Plascencia, aseguró que “la violencia sigue creciendo en el estado y se ha transformado en otra epidemia contra la cual también se debe de pelear. La coincidencia en la sociedad; no se debe callar.

3.- Las definiciones amasándose

Claudia Silva Campos

“Que ora sí, el horno ya está pa´ bolillos”. Después de que los partidos, conservador que gobierna el estado (PAN) y de “izquierda light” que trata de sobrevivir mezclándose (PRD), determinaron el género de sus   candidatos a cargos de elección popular en la entidad, ahora tejen las alianzas en lo municipal y distritos locales para el Congreso del Estado.

Por el Ayuntamiento de Acámbaro, los dos frentes “amplios” que se conformarían serían: uno representado por una fémina del PAN-PRD y los satélites que estarían “orbitando” al albiazul, que saldría de las diputadas, federal del PAN, María Eugenia Espinosa Rivas y la local del PRD, Claudia Silva Campos. Dos, el encabezado por el alcalde de Morena, Alejandro Tirado Zuñida, y aliados por la reelección.

Con base a los antecedentes de la plaza, será de las más complicadas para Acción Nacional como oposición, aunque la candidata se presente acompañada; es posible que Claudia Silva sea la abandera, porque su hermano, el exalcalde y exdiputado local, Gerardo, experredista pintado de azul y ahora de naranja, ha buscado esa oportunidad para su hermana antes con Miguel Márquez, hoy con Diego Sinhue Rodríguez.

Se cree que posiblemente se erija entre la sociedad un independiente, pero tendría que remar a contracorriente, ante la familia dominante de Los Tirado y la oposición del frente panista-solaztequista. La prédica en Acámbaro, si el PAN no hace la buena alianza la lleva difícil.

De la Valija. La franquicia

En los corrillos políticos se dice que ambas partes están felices. Por el lado de Francisco Arroyo Vieyra, tiene en sus manos la franquicia del Movimiento Ciudadano (MC) en el estado de Guanajuato, partido de su amigo Dante Delgado Rannauro, expriista, que suplió en la gubernatura de Veracruz a Fernando Gutiérrez Barrios cuando este fue nombrado Secretario de Gobernación, llevando como subsecretario a Manlio Fabio Beltrones, amigo del cuevanense y, al parecer, ligado en la nueva mutación del MC. Jorge Luis Martínez Nava, siempre a la fronda de Arroyo, será responsable de las alianzas políticas, con mano para armar las candidaturas que palomee el “líder”.

De lado de los naranjas, el goce llega porque, se afirma, acabaron con las vacas flacas. Al menos podrán hacer la grilla en alguno de los tantos hoteles, restaurantes o casonas de Francisco Arroyo. No sólo eso, esperarían que en las campañas les llegue un poco más del recurso convencional, el goteo de Andorra se dice. En el PRI, mientras tanto, esperan las cartas de despedida del Panchito y el joven irapuatense.

Contra Retrato

Jorge Ramírez Hernández

La muerte de cinco trabajadores el pasado fin de semana en el sistema operador del agua de León, amerita una profunda investigación por las autoridades de procuración de justicia para no sólo esclarecer las causas de sus fallecimientos por el presunto accidente donde inhalaron gases mortales en una planta tratadora de aguas residuales, sino por las responsabilidades de quienes fueros negligentes al no supervisar las medidas de seguridad en el personal.

Jorge Ramírez Hernández, presidente del Consejo Directivo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), ha tratado de aminorar el efecto de la tragedia enfocando la atención a la reparación del daño a las familias de los trabajadores muertos. No sólo eso, ha señalado que no portaban sus equipos de protección. En este trance, pareciera que se les responsabiliza de su propia muerte.

Sin embargo, antes, Ramírez debe precisar la calidad laboral de los fallecidos, si pertenecían a SAPAL o estaban por outsourcing; si contaban con la capacitación para emprender las tareas de alto riesgo que realizaban, pues la planta tenía poco tiempo en manos del sistema, tras estar en manos privadas, y finalmente, quién era el funcionario responsable de supervisar el cumplimiento de protocolos y que estos trabajadores enfundaran su equipo de trabajo. Jorge Ramírez debe encarar el momento.