1.- Noviembre supera a octubre

Hugo López-Gatell

La Federación y las entidades han arribado a una encrucijada: seguir con la estrategia que adoptaron para romper con la cadena de contagios de COVID-19 o implementar otra, pues el país totalizará este fin de semana el millón de contagiados y casi las 100 mil defunciones. La tendencia de la enfermedad es al alza, con reflejo en el rojo que ya algunos estados muestran en su semáforo epidemiológico para detener la movilidad de las personas.

Mientras el zar AntiCovid-19, Hugo López-Gatell, considera que existe un escenario esperanzador porque aún 20 estados presentan una curva epidémica a la baja, alertó que en algunas entidades del Centro-Norte va hacia arriba. En el caso de Guanajuato se extenderá el naranja con 55 mil 220 contagios y 3 mil 728 muertos. Para el secretario Daniel Díaz, las cifras y movilidad de noviembre superarán octubre: “no vamos ni a mitad de mes” y ya tenemos más de la mitad de los casos del anterior.

En el escenario mexicano, allende la frontera, el agonizante presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reveló que una vacuna contra el coronavirus estará disponible para todos los estadunidenses a partir de abril del próximo año y se distribuirá a los trabajadores de primera línea, ancianos y personas de alto riesgo. De este lado, López-Gatell, indicó carencia de tecnología de ultracongelación para el antígeno de Pfizer.

2.- Descifrar durante el puente

Juan Yúdico Herrasti

Se calentó más la plaza con la lucha por las candidaturas a la alcaldía. Durante el puente por la celebración del movimiento revolucionario, los celayenses tienen la oportunidad para conversar sobre los suspirantes a la presidencia municipal, ya se están alineando para las definiciones. El PAN le hace “guiños” a un empresario, Juan Yúdico Herrasti, presidente de la Coparmex celayense. En Morena, encabeza la lista el empresario del transporte de carga y exalcalde de la ciudad, Leopoldo Almanza Mosqueda.

De estar así la boleta, sería elección empresarial.

Los factores significativos de la lucha: la historia del partido conservador en la plaza, incluido el gobierno que preside Elvira Paniagua; una gran necesidad de seguridad pública, y por consiguiente los apoyos de los gobiernos, estatal y federal. Además, la redefinición de la política en materia de gasto corriente, pues al momento se le destina 44.5 por ciento, modificación para la entrega de más y mejores bienes y servicios a los celayenses. De aparecer estos personajes en la boleta de comicios, se juzga, habrá competencia y alcanzará el interés estatal.

En cierto momento Yúdico Herrasti no estaba seguro de su incursión para ser abanderado albiazul, pero en esta segunda vuelta se cree que el joven aceptará, con los apoyos que le ofrecerán. Por esa circunstancia, emergieron desde Marco Gaxiola de la Secretaría de Desarrollo Económico; el diputado local Paolo Bañuelos; Martín López Camacho, subsecretario de Gobierno y hasta Javier Mendoza Márquez, quien en la elección pasada fue independiente. La nomenclatura panista quiere empresario. Mientras, Polo Almanza deshoja la margarita, esperando al “designado” que defienda la plaza jaqueada por el rojo marrón.

3.- Con requisitoria a los neoliberales

Luisa María Alcalde

En los últimos años, uno de los postulados neoliberales: desregular el mercado laboral y eliminar la tutela del Estado para liberar el poder de la economía y dotar de competitividad al empresariado -la parte alta en las relaciones de producción-, dio paso a sistemas  como el outsourcing, que cayeron en abusos y prácticas fraudulentas contra los trabajadores y el fisco, asegura el gobierno federal al lanzar una reforma laboral, que en los hechos, desaparece esta forma de contratación laboral e impone regulaciones que limitan su uso a consultorías y trabajos especializados.

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, encabeza esta ofensiva por restaurar las garantías laborales para los trabajadores que le ha encargado la Presidencia de la República. Los organismos empresariales han reaccionado en oposición a la propuesta, por lo que se les ha hecho saber que habrá un periodo para la regularización de las empresas en cuanto al manejo de sus plantillas laborales.

Tras la propuesta y el endulzamiento de la regularización, subyace la advertencia, los abusos de la práctica llevaron hasta la evasión fiscal y en el futuro, de aprobarse la reforma laboral, hacer outsourcing significaría riesgo hasta de acción penal.

De la Valija. La negligencia

La administración municipal de Acámbaro, presidida por un alcalde emanado de Morena, Alejandro Tirado Zúñiga, pareciera que tomó muy a pecho la recomendación federal, muy liberal y antiautoritaria dicen, de dejar hacer-dejar pasar, en torno a la aplicación de medidas sanitarias contra la pandemia de COVID-19. En la máxima tolerancia, sus niveles de contagio son de los más altos en Guanajuato, pues 429 acambarenses se infectaron del coronavirus en la última quincena.

Se acusó en el Cabildo a las áreas de Protección Civil, Fiscalización y Desarrollo Urbano por hacerse de la vista gorda. Bien pudieran pedirle consejo a Alejandro Alanís, alcalde de Valle de Santiago, donde su gobierno ya terminó con las multas de cortesía; ahí el que no trae cubrebocas, la paga. Esperemos que al final de esta tragedia entre contagios y decesos, Tirado Zúñiga, no salga con las de Gatell: los que se murieron están muertos, los que no, pues no.

Arturo Herrera Gutiérrez

Cumplió la encomienda de su jefe. El próximo año el Gobierno de México ejercerá un presupuesto de 6 billones 295 mil 736 millones de pesos, apenas 0.3 por ciento menos a lo que se programó de gasto público para este 2020, año fiscal afectado hasta la médula por la pandemia de COVID-19. Con su accionar, pasó por encima de los reclamos de la Alianza Federalista y deja la gran rebanada del pastel para que disponga con amplia libertad el residente del Palacio Nacional.

Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda y Crédito Público, formado dentro de la ortodoxia económica, por casi dos años ha debido sacar dinero hasta debajo de las piedras para los megaproyectos presidenciales y sus programas sociales. Para 2021, 73 por ciento del gasto irá a proveer bienes y servicios públicos, primordialmente el gasto social, estratégico en un año electoral. La rebanada menor, 27 por ciento, va al servicio de la deuda y el reparto a los estados.

Herrera sabe que el manejo financiero en el gobierno federal ya está muy caliente y eso le ha ganado roces con su jefe y la línea más dura de la administración. Es posible que solamente cargue los peregrinos y luego busque acomodo en otro sitio. Ya es mucho el ruido en torno a su salida y poco su margen de maniobra ante lo que se viene. Como dijo, los guardaditos se acabaron.