Yerbamala

0
COMPARTIR
Andrés Manuel López Obrador

1.- Márquez se pone los guantes

Entre los ataques de los que lo ha hecho objeto Andrés Manuel López Obrador, el que más le caló a Miguel Márquez fue el de que ‘ni en Querétaro lo conocen’.

Veterano de estas batallas, ‘El Peje’ buscó descalificar al gobernador en sus pretensiones de aspirante a la candidatura presidencial del Frente Ciudadano.

Márquez, que se estrena en estas lides, le apuntó a donde duele: las dos intentonas fallidas de ganar la Presidencia, anticipándole que en la tercera también puede fracasar.

Publicidad

El gobernador no resistió a la tentación de acusarlo de populista y compararlo con Nicolás Maduro. Pero tampoco de señalarle un parecido con Donald Trump, por su intolerancia.

López Obrador insistió en que al gobernador lo anima Vicente Fox porque le da ‘una iguala’, y agregó su acusación de que Márquez ‘es más corrupto que el presidente municipal de Pueblo Nuevo’ (que es presidenta, Larisa Solórzano).

En fin, que ahora que ya se metió a estas ligas, para sobrevivir Márquez tendrá que ampliar su repertorio de censuras, insolencias, ataques…

Ramón Lemus

2.- Contrastes

Mientras el alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz Gutiérrez, asume el cambio de circunstancias por la inseguridad que se ha abatido sobre su municipio, el de Celaya, Ramón Lemus, hace gala de inconciencia… por decir lo menos.

Ortiz reconoce que les venían dando resultado las diversas medidas de Seguridad Pública, pero que en las semanas recientes las cosas se descompusieron.

De ahí la necesidad de gestionar apoyos extra, con más efectivos y la creación del Grupo de Coordinación Irapuato, con el comandante de la XVI Región Militar, Juan Manuel Díaz Organitos.

Lemus se limita a reclamar mayor presencia federal, porque según él, delitos como el de los restos humanos abandonados ayer, son federales…

En plena fuga con su secretario de Seguridad, Juan José González, ayer se atrevieron a decir que: ‘Celaya sigue siendo segura’.

Fortino Batres

3.- La ‘deselección’ de Fortino

Muy hacendoso, el líder del sindicato de ‘Flecha Amarilla’ en León, Fortino Batres, promueve desde hace tiempo reuniones de priistas para, según él, armar un proyecto competitivo para las elecciones de 2018.

La intención oculta, sin embargo, es la de poder concretar su ambición de convertirse en candidato a alcalde del PRI en León, aprovechando que el prospecto del ‘barbarismo’, Martín Ortiz, no se anima.

Los priistas, sin embargo, no se dejan engañar. Denny Méndez, Norma López, Irma Gómez, José Pedroza, Primo Quiroz… acuden a las reuniones, como la de antier en el Sindicato del Seguro Social, pero para los efectos contrarios…

Es decir, para evitar la posible postulación de Fortino.

Porque, con la crisis que ha sobrevenido con lo de Bárbara Botello y otros lastres, históricos y de ocasión, los podría hundir más…

Antonio Arredondo

4.- Panistas nerviosos

La visita de Diego Sinhué Rodríguez Vallejo a Salamanca puso en tensión al panismo. En particular al alcalde, Antonio Arredondo, y al líder municipal del PAN, Justino Arriaga, porque ni siquiera les avisó.

Diego llegó a una comida en ‘Las Margaritas’, con empresarios salmantinos no agremiados.

Entre otros, estuvo Gerardo Arredondo, primo del alcalde. No es panista. Quiso ser candidato en tiempos del exalcalde Antonio Ramírez Vallejo. También, el presidente del Consejo Estatal de la Industria Metalmecánica, Ignacio Téllez Manríquez, y varios más…

El convivio se prolongó. Diego se marchó alrededor de las seis de la tarde, y los demás hasta las ocho de la noche. No trascendió el tipo de acuerdo al que llegaron. La especulación es que pudo relacionarse con el financiamiento de la campaña.

Justino Arriaga
Justino Arriaga

El recelo que invadió a ‘Toño’ y a Justino tiene que ver con el presunto acuerdo al que llegó Fernando Torres Graciano con Diego y con el gobernador, Miguel Márquez, para apoyar el método de designación, ‘dedazo’, para escoger al candidato panista a gobernador.

La especulación está relacionada con la posibilidad de que Salamanca haya sido parte de la negociación, y que la candidatura a la alcaldía sea para la diputada federal Karina Padilla Ávila. No sólo porque la haya trabajado arduamente, sino por ser parte de los seguidores de Torres Graciano.

Esta posibilidad le echa a perder los planes a Arredondo, quien quiere reelegirse y tendría que moverse hacia la pelea por una diputación.

A Justino, el desdén de Diego le hace sentir más complicado lo que ya de por sí trae muy espinoso: su aspiración de llegar a ser senador.

Si lo que Diego pretendía era mandarles un mensaje le salió muy bien. Si no era ese su propósito… también.

Bárbara Botello Santibáñez

Inesperadamente, el capítulo de las acciones del gobierno estatal en contra de la exalcaldesa de León puede constituir un riguroso examen a las instituciones involucradas en la lucha anticorrupción.

Porque a las acusaciones de tipo penal, base para la solicitud de desafuero de la hoy diputada federal, ésta ha reaccionado con denuncias ante la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato, ASEG, incluyendo una contra el propio Auditor General.

La acusación contra Javier Pérez Salazar está relacionada con la contratación de Tomás Martín Hernández Gaytán como Director de Auditoría y Cuenta Pública de la ASEG, a pesar, dice la diputada, de haber sido inhabilitado por el Instituto Nacional Electoral de 2015 a 2020.

Pérez aduce que la inhabilitación fue hace cuatro años y que en la Secretaría de la Función Pública no aparece como inhabilitado. Un dicho y otro deberán ser probados.

Botello refirió que, por mandato de ley, Pérez Salazar tendría que ser sancionado, con suspensión o inhabilitación.

La otra demanda es por daño al erario leonés, de $38 millones, a consecuencia de una inversión fallida en la administración 2006-2009. La pérdida se habría declarado este semestre, por lo cual no habría prescripción.

En este lance debe eludirse el riesgo de partidización, de parcialidad y de que se le pueda señalar uso político. Esto es, que caiga quien deba caer…