Yerbamala

Raúl González Pérez

1.- Descuidos parlamentarios

Aludiendo la forma y no al fondo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos presentó una demanda de acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para pedir que se eche atrás la reforma al artículo 222 del Código Penal de Guanajuato… todo porque el Congreso local descuidó la redacción y la aprobó con ambigüedades que amenazan diversas garantías individuales.

Se trata del marco normativo que sanciona el delito del ‘halconeo’, entendido como la acción de coadyuvar con delincuentes, informando sobre los movimientos de las fuerzas de seguridad; pero para el órgano que encabeza el ombudsman Raúl González Pérez, los términos en que se suscribió en Guanajuato viola los derechos a la seguridad jurídica y de acceso a la información, entre otros…

En 2015, la SCJN declaró inconstitucional la norma penal aprobada en los estados de Chiapas y Michoacán, justamente por el mismo motivo: ambigüedades en la redacción, pues prácticamente cualquier búsqueda de información sobre temas de seguridad pública, implica cometer un delito.

Diego Sinhue Rodríguez

A pesar del doble antecedente, a los diputados locales habrían cometido el mismo error, aunque la panista Cristina Márquez Alcalá y Vanessa Sánchez Cordero, del PVEM, ayer sostuvieron que se hizo un análisis cuidadoso y profesional acerca de los términos y alcances de la reforma…

Más cuidadoso, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo –impulsor de la iniciativa para sancionar el ‘halconeo’-, advirtió que el planteamiento de la CNDH debe ser atendible, y adelantó que solicitará al Congreso que se revise y corrija lo que sea impreciso.

“Antes de que se declare (inconstitucional), mejor cambiémoslo. Hagamos la tarea. No tiene nada de malo, todas las leyes son perfectibles”.

Falta que la SCJN se pronuncie…

Beatriz Hernández Cruz

2.- Boicoteando el desarrollo

Con afán pandilleril, el grupo de oposición conformado por ocho regidores del Ayuntamiento salamantino se empeña en obstaculizar todas las iniciativas que presente el gobierno que encabeza la morenista Beatriz Hernández Cruz, llegando al absurdo de oponerse a destinar apoyos a habitantes de zonas de alta marginación… y ellos exponiéndose al ridículo.

En la sesión de ayer, la cuadrilla de ediles confabuló para que no se aprobara la segunda modificación al Programa General de Obra Pública 2019, con lo cual ponen en riesgo el otorgamiento de recursos en beneficio de más de 300 familias de más de 20 comunidades, a las que se pretende llevar techos y pisos dignos, cuartos adicionales y calentadores solares.

Inspirados en su mezquindad, los regidores Armando Alonso y Alma Berrones, de Morena; los panistas Víctor Hugo Rueda, Emilia Verástegui e Isabel María Campo; Oscar Ignacio González Alcaraz del PRI, y los independientes María del Carmen Campos García y Gerardo Aguirre Cortes, se aferraron en no aprobar la modificación hasta que les entreguen el padrón de beneficiarios, sin embargo…

La postura asumida por el bloque opositor, que confunde su función de contrapeso, evidencia la falta de trabajo previo y su desconocimiento sobre el funcionamiento de la administración pública municipal, pues deberían conocer que el método que se aplica para la selección de los beneficiarios no es interno ni estuvo oculto, pues habrían podido supervisarlo si asistieran a las comisiones del cuerpo edilicio, pero como suelen no acudir…

De por sí los recursos son escasos, y los regidores ponen trabas para que lleguen, azuzados por un revanchismo político que en nada afecta a la presidenta municipal, como sí a más de 300 familias que necesitan esos apoyos…

Ariel Corona Rodríguez

3.- ¿Algo que informar?

Un entorno complicado enfrentará hoy el alcalde Cortazar, Ariel Corona Rodríguez cuando rinda su primer informe en el Jardín Principal, pues son escasas las obras importantes que ha proyectado o realizado hasta ahora, y mucha la desdicha de los ciudadanos.

El mandatario panista no tiene la confianza plena de los cortazarenses que demandan más seguridad, como en los municipios vecinos, al grado de que la ceremonia podría verse ridiculizada por una protesta a la que convocan grupos de colonos, ante la ola de delitos que azota al municipio.

Para calmar los ánimos, el munícipe ha optado por aplicar la estrategia de su antecesor Hugo Estefanía Monroy, dar despensas y apoyos en los miércoles ciudadanos que realiza en las comunidades y colonias, de donde seguramente saldrán los aplaudidores en el informe…

La única noticia que protagonizó Ariel Corona en los últimos meses fue cuando se subió al ring en redes sociales, para tundirse con la senadora de Morena, Antares Vázquez Alatorre, quien le criticó los lodazales con los que se topó en su paso por Cortazar.

El panista ni siquiera ha sido capaz de vender la tan manoseada camioneta que le dejó su antecesor Estefanía Monroy, a quien muchos extrañan de regreso en la alcaldía, a pesar de los escándalos que siempre le rodean…

Armando Rangel Hernández

Una andanada de cuestionamientos debe aclarar el diputado Armando Rangel Hernández, ante las quejas de habitantes de San Juan Malinto, comunidad de Victoria, que dicen que el panista los engañó mediante la venta de tinacos y bombas de agua de ínfima calidad.

Los quejosos sostienen que los productos ni siquiera tienen marca, se rompen con facilidad, les faltan piezas, y en el mercado se ofertan hasta en la mitad del precio que pagaron, en el caso de las bombas. Exigen que les devuelva su dinero.

Pero Armando Rangel niega que los haya estafado, y asegura que su intención sólo era ayudar a un poblado que sufre escasez de agua potable.

Expuso que la venta de tinacos es un proyecto que ha llevado a otras comunidades -sin especificar cuáles-, a lo largo de un año. Nunca antes recibió quejas, según él.

Explicó que este esquema de apoyo consiste en asesorar a los ciudadanos que plantean una necesidad, a través de cotizaciones, y aseguró que se detallaron las características de los enseres a los beneficiarios y ellos estuvieron de acuerdo en adquirirlos.

Su versión contrasta con la de personas que relatan cómo los tinacos por los que pagaron mil 600 pesos se cuartearon al llenarlos apenas a la mitad.

Rangel señaló que se les enviaron productos Bioplash, cuyo material y acabado es el mismo utilizado en la fabricación de marcas reconocidas.

El panista sostiene que él no engañó a nadie, aunque aclaró que existe la posibilidad de reemplazar los equipos dañados.

Y ya que en San Juan Malinto lo esperan ansiosos para escuchar una explicación, dijo que volverá porque en el poblado de Victoria tiene trabajo pendiente. Esta vez, se trata de láminas para techado y garantizó que llevará muestras, idea que tal vez le surgió después de este desencuentro.

RC

Comentarios

Comentarios