1.- Misión de Poderes en las crisis

Diego Sinhue Rodríguez

Los tres poderes del estado de Guanajuato ante los graves problemas que está padeciendo la sociedad, los cuales no se circunscriben sólo a la pandemia y a la economía, sino también a la amenaza de vidas ante la violencia e impunidad por falta de seguridad pública, incluso tocando las fibras más sensibles, sus niños y adolescentes, tienen la ineludible obligación de revisar sus actuaciones pues lo mandatan las leyes.

En el caso del representante del Poder Ejecutivo, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, ya con la experiencia de los dos primeros años del sexenio, conociendo los “resultados adversos” como los dolores de sus gobernados, no puede eludir los apoyos técnicos para el ejercicio público. Aquello de virtudes públicas y vicios privados, recrea la antigualla que trata de obnubilar la
realidad, dejando que se agraven los problemas. El total de asesinatos -con feminicidios-, colocó a Guanajuato en 1er lugar nacional en el 1er año de Sinhue Rodríguez.

Los asesinatos masivos, 27 en julio en un anexo de Irapuato y los 11 en Jaral del Progreso, entre otros, exigen ajustes porque la Secretaría de Seguridad Pública con Álvar Cabeza de Vaca y Fiscalía General, con Carlos Zamarripa, han tenido recursos para instalaciones modernas; capacitación del personal y prevención del delito; pero, los resultados son negativos, similar a la postura del Poder Legislativo que no fiscaliza y ni hizo la Glosa del II Informe de Diego Sinhue. Se requiere que todos cumplan la norma.
Las fosas clandestinas “dantescas” encontradas en Irapuato, se tienen que investigar y hacer la justicia; en este asunto el Obispo de la ciudad, Enrique Díaz, señaló que los hallazgos por parte de los familiares de los colectivos refieren la falta de trabajo de las autoridades competentes.

2.- La lucha electoral ganó fuerza

Mario Delgado Carrillo

En junio pasado los conflictos entre panistas en el poder estatal y los morenistas en el poder federal marcaron la lucha entre por los cargos de elección popular en Guanajuato, cuando la senadora del partido rojo marrón, Antares Vázquez, anunció que “demandaría” al dirigente local del partido albiazul, Román Cifuentes, por violencia política en razón de generó por “llamarla patiño de mala comedia”.

Los dimes y diretes anteriores se fueron integrando a los proyectos de las principales fuerzas políticas en la entidad, al grado de provocarse y realizar las revisiones para los comicios 2021; el PAN propone la gran defensa de sus posiciones -estado de sitio impensado-; mientras, Morena amenaza todas las que tienen los panistas empezando por la mayoría del Congreso Local, diputaciones federales y ayuntamientos. Cada bando ha fijado posiciones, gobiernos y partidos, se estructuran.

Si el presidente del PAN, Marko Cortés, aterrizó en Guanajuato con la consigna de “pintarlo de azul” -literal para la cofradía conservadora-, el candidato a la dirigencia nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, con altas probabilidades de éxito, señaló este fin de semana en León que se le está quitando lo empanizado al estado y se pone morenito. Amén de las “valentonadas” existen razones de peso para considerar que, para la lucha, tienen buena parte de sus “burocracias” en las campañas.

La nota: la senadora, Martha Lucía Micher y el diputado federal, Miguel Ángel Chico, tomaron “vuelo” al lado de Delgado y se enfrentarán con ventaja al grupo de Ricardo Sheffield por candidaturas en la entidad.

3.- Sujeto Obligado

Luis Felipe Guerrero

Siendo la universidad pública del estado, nutrida con fondos públicos que aportan los guanajuatenses con sus contribuciones, con grandes esfuerzos -hay que decirlo-, la Universidad de Guanajuato tiene obligaciones como sujeto obligado para informar sobre todo que suceda en torno a ella, máxime en aquellos apartados de agravio al interior y exterior de su comunidad, como ha sucedido con los casos de abusos y hostigamiento sexual o abusos laborales.

Luis Felipe Guerrero Agripíno, rector general y sus colaboradores, sobre todo los de Comunicación y Enlace, no pueden olvidar que la sociedad les entrega a sus hijos para que potencien sus capacidades desde la ciencia y la cultura, no para ser objeto de daño por quienes tienen la obligación de conducirles y atenderles, pues son servidores públicos; ni espera que sus funcionarios se conduzcan violentando derechos humanos o laborales. Se espera de la UG dignidad y ejemplo.

La transparencia y la rendición de cuentas se hace indispensable en el ejercicio de la función pública en la Universidad, sobre todo cuando en nuestro sistema de equilibrios una instancia autónoma, como la Procuraduría de los Derechos Humanos estatal, le recomienda reparar daños, así no sea de forma vinculante.

La ley ciñe a los sujetos obligados en transparencia, a ser proactivos difundiendo información de interés público, no reteniéndola, negándola o refugiándose en la soberbia del oscurantismo léxico, antigualla de leguleyos, para no decir nada y esconder el bulto. La sociedad tiene el derecho de saber.

Por cierto, se espera que hoy el rector Guerrero Agripino acuda nuevamente a un acto público, la entrega de reconocimientos a Guanajuatenses Distinguidos.

De la Valija. Verdades en Salud Pública

Es menester que los estrategas en el Gabinete Legal del estado encuentren la cuadratura al círculo para resolver las necesidades en la Secretaría de Salud. Además de atender la pandemia, urge en la sociedad la aplicación de “higiene mental” ante el cambio de actitud de la gente, en especial en menores de edad, por la emergencia de síntomas de ansiedad o depresión en el confinamiento; y despliegue de personal a fin de atender a madres niñas y adolescentes de 10 a 14 años.

El secretario, Daniel Díaz Martínez, encargado de la salud pública de Guanajuato, topó con temas que conocía pero que le están creciendo. A propósito del Día Mundial de la Prevención de Embarazo no Planificado en adolescentes, encara una realidad demandante porque en sólo cinco años hubo más de 2 mil partos en menores de 14 años.

Contra retrato

Arturo Zaldívar Lelo de Larrea

Al dar la bienvenida virtual a la generación 2021-2025 de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, el ministro puso el dedo en la llaga y habló con prestancia hacia todas las autoridades, incluyendo las universitarias, para exigir terminar con el acoso sexual y la violencia contra la mujer.

Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, fue más allá y señaló que la justicia no significa hacer retórica con ella, sino defender los derechos humanos de todas las personas, haciendo del derecho un instrumento que conecte con el “sufrimiento y con el dolor de la gente”. Un mensaje de sensibilidad para todos los universitarios, que bien podría asumirse en Guanajuato.