Yerbamala

Publicidad
Miguel Ángel Chico

1.-Errante

Luego de entrevistarse el domingo con Andrés Manuel López Obrador, el senador priista Miguel Ángel Chico verificó que Morena no lo postularía como candidato a gobernador porque tiene a Antares Vázquez en calidad de inamovible.

De esa manera se le esfumaron sus posibilidades de ‘luchar contra la mafia del poder’, la de su partido, que lo dejó sin esa candidatura.

Pero no perdió el tiempo, pues los plazos electorales empezarán a vencerse inexorablemente. Por ejemplo, el registro de las candidaturas a gobernador será del 14 al 20 de marzo.

Así, buscó a Beatriz Manrique, ‘La Jefa’ del PVEM.

En la reunión que sostuvieron ayer, la segunda desde que empezó su rebelión contra el PRI, comentó su distanciamiento de la aventura morenista y prácticamente se puso a disposición de los ‘verdes’ para ‘unir fuerzas’.

En esa unión tendría que privar el más crudo pragmatismo: poner en la balanza cuánto le puede sumar al ‘Verde’ su defección y si eso le alcanza a Chico para algo.

Ese ‘algo’ no podrá ser la candidatura a gobernador, pues también ya está asignada, a Felipe Arturo Camarena. Y las diputaciones muy demandadas.

Raúl Montero de Alba

2.-Derechos humanos a revisión

Con la presencia del titular de la Unidad Jurídica de la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Alán García, y de la secretaria ejecutiva de la CNDH, Consuelo Olvera, el fin de semana se realizó en San Miguel de Allende el ‘Segundo Conversatorio Regional’, preparatorio de la revisión a México del EPU, Examen Periódico Universal.

El EPU es una de las principales herramientas del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para verificar que los países cumplan con sus obligaciones respecto a las libertades fundamentales y los derechos humanos de acuerdo con los instrumentos internacionales.

Se trata de hacer un amplio diagnóstico y abordar violaciones a derechos humanos en cualquier lugar que ocurran.

A la reunión de San Miguel concurrieron las comisiones de derechos humanos de Aguascalientes, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Zacatecas, así como la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato.

Se trata de los estados que conforman la Región Oeste de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos, cuyo vicepresidente es el ‘Ombudsman’ de Guanajuato, Raúl Montero de Alba, quien fungió como anfitrión.

Hubo varias propuestas para mejorar la defensa de los derechos humanos, incluyendo seguridad y justicia. También hubo recomendaciones sobre tortura y desaparición forzada.

Elvira Paniagua

3.-La irrupción de Elvira

La postulación de Elvira Paniagua como candidata a alcaldesa de Celaya cayó como rayo en tiempo de secas a varios, señaladamente a los empresarios, quienes estaban acostumbrados a poner a uno de los suyos. Pero el PAN no tenía de otra.

Porque no había postulado a ninguna mujer en los municipios del Corredor Industrial. La única con posibilidades, Karina Padilla, en Salamanca, fue ‘desviada’, por Antonio Arredondo y Justino Arriaga, hacia la diputación local.

El alcalde, Ramón Lemus, renunció a sus ganas de reelección a cambio de la candidatura a diputada de su esposa, María Dolores Ramírez.

Incluso defiende a Elvira de las críticas empresariales. Como igual hacen el titular de la SDAyR, Paulo Bañuelos, y el obispo, Benjamín Castillo.

El Consejo Coordinador Empresarial, CCE, reaccionó con público malestar, pues esperaban la postulación de uno de los suyos, Mauricio Usabiaga.

Gustavo Barrón, expresidente del CCE, fue el más claridoso al declarar que Paniagua no da el perfil, está alejada de la ciudadanía y que no se les consultó su designación. El actual, Pedro Vázquez, dijo que los del PAN los sorprendieron…

Está por verse si los empresarios le retiran respaldo y financiamiento a Elvira y si, así sea por despecho, apoyan a alguien más.

José Luis Camacho

4.-‘Cuévano’, los de adelante corren mucho…

A dos de los ‘gerardistas’ más destacados de la capital del estado, José Luis Camacho y Jorge Luis Hernández, les resultó perfecto el más pícaro de sus cálculos…

Esto es, halagar la vanidad de una candidata a alcaldesa a modo, María Esther Garza, y apropiarse anticipadamente de las ganancias, en caso de que pierda: dos de las tres regidurías seguras.

La tercera regiduría está prevista para Avelina Aguilar. Sería una compensación por haberla bajado de la candidatura a alcaldesa.

Para caber los dos, iría primero Camacho, luego Avelina y enseguida Hernández… por aquello de la paridad.

Ambos personajes ya fueron ediles simultáneamente, en el gobierno de Eduardo Romero. Entre sus antecedentes está el tenebroso caso de las ‘Momias viajeras’, cuyo estipendio por el viaje aún no puede cobrar la Presidencia.

Raquel Barajas Monjarás

La mejor coartada para la coordinadora General Jurídica de Gobierno del Estado sería que lo planteado ayer en la Comisión de Justicia del Congreso lo hubiera hecho a título personal.

Aunque, de igual manera, eso la pondría en evidencia por no respetar la delicada función pública que tiene asignada.

La propia diputada del PAN Libia Denisse García señaló la insuficiente juridicidad de una de sus propuestas.

Esta es, la de publicaciones que hicieren los periodistas para ‘dirimir conflictos personales’ con un funcionario…lo cual, con su subjetividad, abriría de par en par las puertas de la represión.

En su defensa de funcionarios como ella, propuso se estableciera como ‘daño moral’ la publicación de una información a sabiendas que es falsa. También pugnó por un derecho a la intimidad absoluto.

No dejó de sorprender el talante autoritario de quien fue presidenta del Poder Judicial…

Además de que desbordara la legalidad, pues estos asuntos ya los ha puesto en jurisprudencia la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

E incurrió en un olvido garrafal: la función que deben cumplir los medios para controlar socialmente, con la información y la opinión, el poder de los funcionarios públicos, según el sistema democrático.

Esa es la función de la libertad de expresión. El dislate fue mayor, pues la reunión de ayer era para ampliar esa libertad, no para restringirla.