Yerbamala

1.- Tocando fondo…

Óscar Aguayo

El escurridizo exasesor legislativo y hoy regidor de Morena en la capital, Óscar Edmundo Aguayo Arredondo, tuvo ayer una cita con su destino al ser vinculado a proceso por el delito de fraude en contra del Congreso del Estado.

Está acusado de falsificar facturas para malversar 236 mil pesos, para lo cual utilizó identificaciones de sus amigos de la carrera de Derecho –vaya paradoja- de la UG, para registrarlos ante el SAT y hacerlos pasar por proveedores de la representación de Morena en el Legislativo.

La trampa estuvo tan mal hecha que desde el primer vistazo, la Contraloría interna del Congreso descubrió las pillerías de Aguayo y su cómplice, Emiliano Cruz Segoviano, e interpuso una denuncia penal en su contra…

Para no hacer más el ridículo, Cruz Segoviano optó por seguir su juicio y en febrero fue sentenciado a tres años de prisión.

Pero Aguayo, acostumbrado a las patadas de ahogado, interpuso dos amparos que le fueron negados y tuvo que hacerle frente a las acusaciones de malversación.

El ‘garbanzo de a libra’ de Morena habría presentado pruebas falsas para defenderse y la jueza decidió vincularlo a proceso… En dos meses se sabrá si es tan culpable como su cómplice.

El alcalde Alejandro Navarro adelantó que será decisión de Aguayo mantenerse o no en el Ayuntamiento; y su compañera Karen Burstein espera el posicionamiento del Comité Estatal de Morena, desde hace meses ya había exigido su renuncia…

2.- Espaldarazo a tiempo

Elvira Paniagua

La ausencia del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo en el primer informe de la alcaldesa de Celaya, Elvira Paniagua, se interpretó como haberla desamparado en medio del golpeteo político de sus opositores, que se auguraba enfrentaría.

Esta versión de que Diego la está dejando sola, ha sido alimentada por el gremio empresarial, que recordemos inició campaña en contra de Paniagua antes de que fuera nombrada candidata.

Pero ‘Diálogos por Celaya’, evento realizado ayer, acalló especulaciones. A lo largo de 45 minutos de discurso, el gobernador reiteró su apoyo a Elvira, con quien la relación es cercana desde que trabajaron juntos en el Congreso. Anunció además grandes beneficios para “el puerto logístico de Guanajuato”, como llamó al municipio.

Diego Sinhue

Y es que de los 5 mil millones de la deuda solicitada por el estado, mil 300 millones serán para fortalecer la seguridad de Celaya. Un nuevo Cereso, obra pública y apoyos sociales se suman a la lista de promesas.

Entrevistada aparte, Paniagua dijo que no le extraña tanta generosidad, y agregó que no es necesario que el mandatario la visite para sentir su respaldo.

¿Dónde estaban los regidores de oposición mientras tanto? En tercera fila. ¿Y los empresarios? Con ánimo conciliador, Jesús Torres Ramos, líder del CCE, llamó a todos los celayenses a trabajar juntos por su municipio.

3.- Intrascendencia legislativa

Vanessa Sánchez Cordero

Con la esperanza de que vuelva la paz a Guanajuato, la diputada del PVEM, Vanessa Sánchez Cordero, desistió en los intentos por remover a Álvar Cabeza de Vaca del mando de la Secretaría de Seguridad Pública estatal… a cambio se conformó con enviar un exhorto a los tres niveles de gobierno, como si eso abonara a que el entorno mejore…

Como desde el principio el panista Rolando Alcántar argumentó que tal propuesta desestabilizaría a las instituciones, la legisladora le pidió no acudir a debatir el tema pues su postura había quedado muy clara.

Pero Alcántar sí asistió ayer a la reunión, y no sólo eso, ya que incluso acaparó la batuta ante el resto de los integrantes de la Comisión de Seguridad y Comunicaciones…

El diputado llamó a “dimensionar el acuerdo” y dirigir un exhorto en pro de la seguridad no solamente al estado, sino a los tres niveles de gobierno.

El punto fue aprobado por unanimidad, y aunque se esperaba de Vanessa Sánchez una respuesta combativa, esta nunca llegó…

Para redimirse, la legisladora pretextó que el trabajo de la oposición no es sólo tomar posturas radicales y voto a favor, como el resto de sus compañeros.

4.- El derecho a la tierra

Pedro Pueblito Hernández

Una nueva encrucijada amenaza con desestabilizar al gobierno de Tierra Blanca, con el levantamiento y movilización de los habitantes de siete comunidades que exigen que se impida a un particular adueñarse de 125 hectáreas del Cerro del Jabalí, una reserva común que pretenden heredar a las futuras generaciones, pero ahora corren el riesgo de quedarse sin nada…

El alcalde Pedro Pueblito Hernández García ayer los atendió personalmente, para explicarles que el problema radica en que existe una sentencia judicial que otorga la posesión de esas tierras a Juvenal Reyes Botello, quien desde enero de 2016 solicitó que sean registradas a su nombre en el catastro, y ha intentado enmallar el terreno…

Aunque Juvenal cuenta con unas escrituras que lo acreditan como legítimo dueño, los ejidatarios alegan que el documento no trae colindantes, ni cita quién le vendió el terreno, el costo, por lo que creen que todo el procedimiento fue irregular.

El presidente municipal los tranquilizó diciéndoles que el área jurídica se encuentra armando un expediente para tratar de recuperar los predios, y les pidió esperar de aquí a noviembre para poder pruebas necesarias…

CMTE. Bernardo Ramírez García

El tiempo volvió insostenible la decisión del gobierno federal de prohibir al Ejército Mexicano responder a cualquier agresión, aun viniendo de un grupo criminal, o peor aún: a costa de que sus elementos sean desarmados, humillados y exhibidos, como sucedió en mayo cuando una turba de autodefensas vapuleó a un contingente castrense en La Huacana, Michoacán.

El comandante de la 16va Zona Militar con sede en Irapuato, Bernardo Ramírez García, ayer aclaró que aunque los soldados siempre evitarán la confrontación, también usarán las armas ante la necesidad de repeler un ataque, y blandió los principios en materia de derechos humanos como una prioridad inexorable para la institución.

Con un razonamiento que se contrapone a la máxima presidencialista de “dar abrazos, no balazos”, el mando militar reconoció que los soldados no pueden hacerse a un lado y correr, “porque eso va a en contra del prestigio del instituto armado”…

El peso de las memorias en Tlatelolco, y otras heridas abiertas por las matanzas en Acteal, Aguas Blancas o Tlatlaya, forman un estigma acerca de los límites que pueden normar la actuación del Ejército Mexicano, aunque el jefe de la 16va Zona Militar trata de definirlo con elocuencia: “Si se ve en peligro la vida debemos responder en la misma proporcionalidad con que nos están atacando. No hay de otra”.

El entorno de violencia, inseguridad y disputas entre grupos criminales plantean un escenario espinoso para efectivos miliares. A estas alturas, no queda más que esperar que siempre impere la legítima defensa…

Comentarios

Comentarios