Yerbamala

yerbamala-2

1.- Enredos panistas

Gustavo Madero
Gustavo Madero

Pues no salió la jugada. Al mediodía de hoy, el Comité Estatal del PAN se reúne para solicitar formalmente al Comité Ejecutivo Nacional el cambio de la convocatoria a elección del presidente estatal para desempatarla de la del nacional.

La modificación es para que la elección local sea el 30 y no el 16 de agosto. Esto es necesario para no dar pie a una impugnación por violar el plazo entre la emisión de la convocatoria y la elección, el cual debe ser de 45 días.

Ha sido una comedia de enredos. La convocatoria que se publicó viene fechada el dos de julio, con lo cual se cumplirían los plazos. Pero eso no cuenta porque la publicación ocurrió apenas antier.

‘Algo’ pasó con el CEN panista, todavía a cargo de Gustavo Madero Muñoz, que se guardó la convocatoria todo este tiempo. Con informalidades adicionales, pues no llegó firmada por la Comisión respectiva, sino sólo por José Isabel Trejo Reyes, el secretario general.

Parece algo inconcebible para un partido serio y formal, que ha tenido dos veces la presidencia de la República y tiene hoy muchas responsabilidades de gobierno.

Agrava más las cosas el hecho de que la pretendida ‘candidatura de unidad’, presuntamente en la persona del exsenador Humberto Andrade Quezada, no esté aún consolidada.

Es evidencia el que el gobernador, Miguel Márquez, a pesar de su negación de que esté metido en el proceso, haya hecho ayer un llamado a construir esa candidatura de unidad.

Como síntoma, también está el pronunciamiento del alcalde salmantino, Justino Arriaga Rojas, de que el proceso le parece ‘atropellado’, al tiempo de proponer que se construya la unidad, pero a base de inclusión…

Y por ahí anda el secreto de tantas salidas en falso. Porque no sólo se renovará la presidencia estatal sino también la secretaría general y las 15 carteras del Comité Estatal.

Las negociaciones entre los jefes panistas están entrampadas en esa repartición para poder darle el ‘sí’ a Humberto Andrade. Y si no se apuran, puede ser que ni siquiera les alcancen los 15 días de gracia que solicitarán hoy.

2.- La violencia contra las mujeres…

Martha Lara Mendez
Martha Lara Mendez

Los cinco asesinatos de mujeres en menos de una semana han hecho recordar el gran retraso que lleva la Conavim, ‘Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres’, desde enero, para resolver si se declara en Guanajuato la Alerta de Violencia de Género, AVG.

Y se han retomado las posiciones encontradas. Verónica Cruz, la directora de ‘Las Libres’, solicitante de la AVG, responsabiliza al gobierno federal de ese retraso.

En tanto, el gobernador, Miguel Márquez, reitera que no se requiere la AVG, que “Guanajuato va bien, ha hecho su tarea”…

Lo que extraña, ante la emergencia, es el silencio de la priista Martha Lara Méndez, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Congreso. Y que deje en manos de una asesora, Iovana Rocha Cano, su posicionamiento.

Ésta, además, aprovecha el vacío de la diputada para litigar en los medios sus animosidades personales, en este caso contra la encargada del despacho del Imug, Instituto para las Mujeres Guanajuatenses, Anabel Pulido.

La descalifica y culpa al gobernador por mantenerla ahí. Y a ambos les tunde por no hacer lo que ella dice para detener esta violencia. Parece seguir las indicaciones de Gerardo Sánchez de romper con Márquez…

3.- No tiene la culpa el indio…

Rito Vargas
Rito Vargas

Si el alcalde de Salvatierra, Rito Vargas Varela, llegó a pensar que su administración cerraría color de rosa, ya puede irse olvidando, porque amenaza con parecerse más a una película de terror.

Por lo pronto, perdió la elección y el priista José Herlindo Velázquez, con todos los acuerdos que haya tenido con él, no va a poder taparle todas las trapacerías. En especial las de su director de Obras, Fernando Castillo.

Éste, ya había llegado estigmatizado a Salvatierra, luego de 12 años de manejar a discreción la asignación de obras en Tarimoro. Repitió su ‘modus operandi’.

Castillo fraccionó las obras del cableado subterráneo y remodelación del centro histórico para favorecer a su contratista favorito, ‘el ingeniero Zamudio’. Sin embargo, éste no pudo y subcontrató.

Pero ahora no quiere pagar. Castillo le ayuda, buscando en los recovecos legales, para birlar al otro contratista más de un millón de pesos.

Los propios regidores panistas, aunque tibiamente, lo cuestionan. Pero de nada sirve porque Rito no les hace caso.

CONTRA RETRATO Yerbamala

15-03-26.GUANJUATO.EL PRESIDENTE DEL PAN ESTATAL GERARDO TRUJILLO.Gerardo Trujillo
Decir que le tocó bailar con la más fea es decir poco. Al presidente estatal del PAN le ha sobrevenido una coyuntura conflictiva que enfrenta con buen ánimo y total disposición, pero cuya solución no está en sus manos.

A él le corresponde hacer el trabajo político con diversos grupos y líderes para que el actual proceso de renovación de dirigentes no divida al partido.

Esto incluiría un valor entendido, el de abstenerse de competir, no obstante haber manifestado sus deseos de hacerlo. Podría hacerlo, pero a muy alto costo.

A pesar de haber ejercido un período de presidente estatal y un alargamiento de un año extra, no formó un grupo. Lo que debería ser virtud en el panismo se le ha convertido en defecto.

Equidistante de líderes como Fernando Torres Graciano, quien primero lo promovió y luego lo ha atacado al negarse a seguir bajo su férula, o Luis Alberto Villarreal, logró, junto con el gobernador, Miguel Márquez, resolver lo de las candidaturas sin mayor daño.

Lo anterior se tradujo en muy buenos resultados electorales para el panismo, que para esta elección logró recuperar la mayoría en el Congreso, además de León.

Ahora, con la enmarañada elección interna, él puede ser el de las mayores pérdidas. Al PAN le convendría rescatarlo, pues no abundan cuadros con su conocimiento y compromiso con la institucionalidad panista.

Comentarios

Comentarios