Yerbamala

1.- Diego y su versión de la realidad

Abruptamente, antier, la empresa ‘Agroindustria de Frutas y Verduras’, ubicada en la comunidad de Tomelópez, en Irapuato, ‘desinvitó’ de última hora a la prensa a la colocación de la primera piedra de su ‘Centro Agrologístico’…

La ‘explicación’ de la empresa fue que la citada ceremonia iba a ser otro día…

Pero no era cierto, pues sí se realizó este miércoles.

Lo que ocurrió fue que el invitado de honor era el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez, quien con más frecuencia busca eludir preguntas de los periodistas que le resultan incómodas.

Así había pasado horas antes en Manuel Doblado, en donde sus ‘guaruras comunicacionales’ impidieron que los reporteros le preguntaran sobre el caso de la yurirense extraviada en Carolina del Norte, Nancy Troche García.

Diego tiene giras tan intensas como las tenía Miguel Márquez, pero, a diferencia de aquél, que no eludía asunto alguno, sólo quiere destacar las cosas bonitas, creyendo que puede imponer su versión de la realidad.

Del acto en Irapuato, ‘twiteó’:  ‘La inauguración de la planta de proceso y congelación de la empresa Agroindustria de Frutas y Verduras es muestra de la Grandeza de #GTO. Ejemplos como este queremos que se repliquen para convertir a nuestro estado en el Refrigerador de #México.’.

Estas conductas socavan al PAN en sus críticas a Andrés Manuel López Obrador, quien para descalificar a la prensa que no le gusta la llama ‘fifí’. Diego, simplemente, la batea…

2.-El tamaño del miedo

En cuanto se publicó la presunción de la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, de que habían disminuido los robos en el Centro Histórico, los comerciantes salieron a desmentirla.

Ella dice que eso se debía a una mayor coordinación entre el Ejército, la Gendarmería, la Marina y el Mando Único…pero los comerciantes señalan que éstos sólo atienden delitos relacionados con el ‘narco’ y el ‘huachicol’ y no los del fuero común.

Y que siguen los robos a comercios, afuera de los bancos, a mano armada…

No hay prevención del delito por parte del Municipio, ante lo cual los propios comerciantes se ven obligados a hacer rondines, con el riesgo que ello conlleva…

Tampoco les sirve de nada llamar a la Policía, pues no va nadie, y en el 911 no hay quién conteste.

El mayor síntoma de que todo está peor lo da la propia alcaldesa.

Beatriz Hernández empezó, hace un mes, con dos ‘guaruras’ y ahora trae ¡cinco! La rodean hasta para impedir que los periodistas hagan su trabajo…

3.-De vacaciones…

Cuando se esperaba que la suya fuera una de las exposiciones estelares, por ser el flamante e inédito titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad, Tarcisio Rodríguez, decepcionó a todos.

Fue demasiado notorio que sólo agarró su bañador y se fue alegremente a Puerto Vallarta, al 7° Foro de Normatividad de Obra Pública que organiza la CMIC, sin hacer la tarea…

Tanto en el acto protocolario como en el panel sobre la tendencia de la construcción 2018-2024 dijo puras generalidades. Y nada sobre cuántas obras, cuáles, monto de la inversión…

Eso sí, pidió a los organizadores varias habitaciones para sus ‘chalanes’.

En un talante similar, Eloy Juárez, director de Infraestructura de la UG, apenas habló de becas, alumnos, profesores y asuntos académicos… pero no de obras.

El contraste lo hicieron Pedro Peredo, director del Inifeg, y Roberto Vallejo, delegado de la SCT, quienes presentaron muy profesionalmente su trabajo, con lo hecho, lo que está en curso y lo proyectado.

4.-Los falsificadores

Con la nueva evidencia de que en la administración anterior de ‘Cuévano’, encabezada por Edgar Castro, actuaban uno o varios falsificadores de documentos oficiales, urge ir al fondo de tan grave asunto.

Ayer, Ángel Villagrana informó que le suspendieron su negocio, la embalsamadora ‘Recinto Villagrana Cobián’, porque el Juzgado Administrativo encontró que la firma de su permiso de uso de suelo…es falsa.

La firma de referencia es de José Ismael Pérez, director de Planeación Urbana y Protección Ambiental.

En septiembre, el gallero Armando Alcántara denunció que un oficio, DFC-4393/2018, presuntamente de Fiscalización, mediante el cual se solicitaba a Gobernación permiso para 9 peleas de gallos, llevaba la firma falsificada de Edgar.

Antes, el exregidor Emilio Arellano exhibió un documento de la dirección de Cultura, a cargo, entonces, de Marisela Guzmán, de gestión de becas, el cual habría tenido la firma falsificada de Edgar. Refirió que habría unos 60 y tantos más…

Cabe la posibilidad de que los falsificadores sigan en la Presidencia…

Cristina Artigas de Latapí

Si la ignorancia de un servidor público en materia de Derechos Humanos es inexcusable, lo es igualmente la promoción de sus prejuicios en los actos oficiales.

Esa explosiva mezcla la personificó ayer la directora del ‘Programa de Apoyo a Comunidades para Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal’, Foremoba.

Sobrecarga su tropiezo el que, además, haya venido en representación de Ma. Cristina García Cepeda, secretaria federal de Cultura.

En completo desprecio al acto, el inicio del Programa referido, con una bolsa de $18.5 millones para el arreglo de 23 espacios en varios municipios, le dio por hablar de algo totalmente ajeno.

Acusó de la descomposición del tejido social a las mujeres que usan tatuajes y a los hombres con algún dije.

Se trata de una hipótesis extraída de sus anacrónicos prejuicios, los cuales, según se ha demostrado exhaustivamente, no tienen fundamento alguno.

Aparte la exhibición de su ignorancia, el asunto más grave es que siendo funcionaria pública estigmatice a las personas que en uso de sus libertades eligen tatuarse o recurrir al ‘piercing’.

Con ello viola la Constitución y los Derechos Humanos de estas personas.

Ahora le queda la carga a la secretaria de Cultura, quien está obligada a aclarar si la de Artigas es una posición oficial de su dependencia…

De no serlo, tendría que decidir una sanción ejemplar.