“Ya no se puede confiar en la OEA”, denuncia presidente de El Salvador

Agencias

El Salvador.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, acusó el viernes al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de promover la impunidad en el país con el nombramiento como asesor de Ernesto Muyshondt, un exalcalde que afronta dos procesos penales.

“El secretario general le otorga impunidad o intenta otorgarle impunidad a un criminal salvadoreño, él (Almagro) sabía de ésto”, señaló el presidente en una rueda de prensa.

El jueves Almagro anunció en Twitter que Muyshondt, exalcalde de San Salvador (2018-2021), se unía como “asesor a la Secretaría General”. Tras esa designación, Bukele anunció que decidió romper el convenio con la Organización de Estados Americanos (OEA) que creó la Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción (CICIES) en El Salvador.

Bukele aseguró que “ya no se puede confiar en la OEA” porque, a su juicio, está “promoviendo una agenda política” y había un “otorgamiento de impunidad a un criminal”, en referencia a Muyshondt.

“La OEA no tiene ninguna intención de combatir la impunidad” en el país, sostuvo el presidente Bukele, quien consideró que “falló” al escoger a la OEA para instalar esa comisión, que se instaló en septiembre de 2019 a pedido del gobierno salvadoreño para dar asistencia técnica a la Fiscalía.

El fiscal general, Rodolfo Delgado, dijo el mismo viernes a la prensa que da por terminado el convenio con la OEA. Muyshondt enfrenta un proceso penal desde febrero de 2020. La Fiscalía General le acusa de reunirse con líderes pandilleros antes de las elecciones presidenciales de 2014 para negociar, presuntamente mediante el pago de dinero, el voto de esos grupos delictivos en los comicios.

El exalcale siempre negó haber negociado con grupos criminales.

El juzgado de San Salvador que ventila su caso ordenó el viernes su arresto domiciliario por los delitos de fraude electoral y negociaciones ilícitas, dijo a la AFP un portavoz.

Tras la emisión de esa orden, la Fiscalía instruyó a la Policía proceder a su detención por delitos relacionados con la hacienda pública, por lo que Muyshondt guarda prisión en un calabozo de la policía.

“No podemos tomar otra decisión posible (romper el convenio con la secretaría general de la OEA). ¿Cómo podemos continuar con una comisión contra la impunidad con alguien que lo que hace es brindar impunidad a un criminal?”, inquirió Bukele.

Agregó que su gobierno “buscará en la comunidad internacional” apoyo para instalar otra comisión que luche contra la impunidad y la corrupción.