Redacción

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que luego de realizarse la prueba de COVID-19 este jueves por la mañana, el resultado ha dado negativo.

    “Ya estoy bien de salud”, señaló.

Como una muestra de su mejoría, el mandatario bajó las escaleras de Palacio Nacional.

Además notificó que la próxima semana llegarán vacunas suficientes para iniciar la campaña de vacunación con adultos mayores.

En el tema económico, se dijo optimista de la recuperación de empleos por la afectación de la pandemia. De acuerdo con sus datos, el mandatario señaló que se han creado 33 mil nuevos empleos.

Además dijo que en México no hay una crisis de consumo.

En cuanto a las remesas, aseguró que estas han incrementado notablemente, ya que el año pasado alcanzaron los 40 mil 600 millones de dólares, por lo que el crecimiento de 2019 a 2020 fue de un 11%.

La proyección indica que en enero de este año también hubo un incremento en las remesas.

LC