Carolina Estrada

León.- A casi 3 meses de ocurrido el asesinato a golpes de un niño de 2 años a manos de su padre en Yuriria, cuyo caso de maltrato era atendido por el DIF municipal, el Consejo estatal solamente ha ofrecido acompañamiento a los sistemas municipales para evitar que vuelva a repetirse. 

La presidenta del Consejo Consultivo del DIF estatal, Adriana Ramírez Lozano, dijo que por parte de la paraestatal no se ha solicitado iniciar ninguna investigación contra los servidores públicos que brindaban la atención al menor y a sus hermanos, de 4 y 2 años de edad, quienes seguían una denuncia por violencia intrafamiliar contra el progenitor de los tres niños. En su visita de rutina, realizada el 26 de octubre, fue cuando se percataron de que algo serio le había ocurrido al pequeño.

Lee más aquí: Padre mata y entierra a su hijo de 2 años en Yuriria: “luego te hago otro”, se burlaba

“Fue en el cambio de administración y efectivamente no estaban esos niños bajo tutela del estado. Las instituciones correspondientes van a estar dando el acompañamiento, toda la intervención en toda la parte judicial de todo lo que sea necesario y los equipos de los municipios efectivamente están trabajando para que no suceda en estas nuevas administraciones una situación como la que sucedió”

“(Una investigación contra los funcionarios) ya le toca a la parte judicial, quien tenga que estar haciendo la intervención por el tipo de delito que sucedió. Nosotros solamente estamos acompañando a los equipos para que no vuelva a suceder, ya comentando que fue justamente en el cambio de la administración y que los niños ya estaban reintegrados con sus familiares” dijo la presidenta del Consejo al respecto. 

De acuerdo con las palabras de Adriana Ramírez, los pequeños fueron reintegrados al núcleo familiar de su agresor, identificado como Juan Diego N por parte de la Fiscalía, que desde el 1 de noviembre fue vinculado a proceso por el delito de homicidio en razón de parentesco, con un plazo de 4 meses para que se termine de integrar la carpeta en su contra y su caso sea presentado ante un juez para fijar una sentencia condenatoria en su contra. 

Por su parte la Procuraduría de Atención a Niñas, Niños y Adolescentes a nivel estatal, que desde 2019 se encarga de resolver los casos de violencia intrafamiliar  donde no es posible la revinculación, bajo instrucción del DIF, informó que la Procuraduría Auxiliar de Yuriria mantuvo bajo tutela municipal en una institución a los tres pequeños, pero luego de un tiempo, atendiendo sus propios lineamientos resolvió regresarlos de nuevo con su agresor, manteniendo el régimen de visitas periódicas de seguimiento al caso. 

La Procuraduría estatal también especificó que al municipio de Yuriria le corresponderá investigar si existen responsabilidades administrativas contra los funcionarios que ordenaron la reintegración familiar, a través de su Contraloría municipal.

Los hechos

La Fiscalía General del Estado informó la detención y vinculación a proceso de Juan Diego N por el homicidio de su hijo menor de dos años. El cuerpo del pequeño habría sido enterrado en el patio trasero de su casa y presentaba huellas de constantes abusos y maltratos.

Juan Diego y su pareja estaban en casa con sus menores hijos de 4 años, 2 años y un año. Previamente, el pequeño de dos años presentó una serie de convulsiones y específicamente después de las 18:00 horas, su situación se agravó por la falta de oxígeno.

Al ver que las convulsiones del menor eran más frecuentes, la mamá cargó con sus hijos y se dispuso a salir a la calle en busca de ayuda, pero al llegar a la puerta, Juan Diego la alcanzó y le impidió con fuerza que saliera.

La tomó con fuerza y la jaló del cabello hacia atrás ocasionándole que cayera al piso con sus menores. La mujer insistió en salir y comenzó a gritar pidiendo ayuda, pero el imputado la golpeó en la cara, mientras el niño convulsionaba.

“Ya se va a morir, ya déjalo, de todos modos no es mío. Luego te hago otro”, habría expresado el imputado riendo, detalla el texto.

LC