SUN

Ciudad de México.- El silbante Adalid Maganda fue despedido de nueva cuenta de la Comisión de Arbitraje. El silbante fue citado en dicha Comisión para revisar sus videos, pero quienes lo recibieron fueron los abogados de la Federación Mexicana de Futbol para decirle que Arturo Brizio ya no lo quería ahí.

“Me tendieron una trampa. Me llamaron para decirme que revisaríamos mis videos, pero en vez de ver a los árbitros me recibieron los abogados”, declaró en entrevista.

“Me llamaron Mauricio Morales y Quetzalli Alvarado, pero no llegaron ellos sino los abogados, se me hace imperdonable que ellos se prestaran a esto”.

Las causas del despido, a decir de los abogados, “es que según reprobé unas pruebas físicas y fallé en mi partido (Toluca-Querétaro). Cuando el mismo Brizio había dicho que solo había tenido un error”, explicó.

Maganda ya había tenido roces con Arturo Brizio, presidente de la Comisión, anteriormente lo acusó de insultos racistas cuando fue despedido por primera vez, lo que provocó que hiciera una huelga de hambre afuera de las instalaciones de la FMF para ser reinstalado.

“Mi relación con Brizio era fría desde ese incidente, los abogados me dijeron que él ya no me quería, y lo peor es que no me dieron la cara, ni él, ni Íñigo. Esto es preocupante, México va a ser anfitrión del Mundial 2026 y a la FIFA no le gusta esto del racismo”, comentó Maganda, asegurando que esto se trata de un acto racista.

Finalmente, Adalid Maganda dijo tener en su poder audios donde se les da instrucciones a comentaristas de Televisa de hablar mal de él en su trabajo en el juego entre los Toluca y Querétaro.

explican el despido

La Comisión de Árbitros señaló que el despido se debe a la mala actitud del silbante, la no aprobación de pruebas físicas y romper los protocolos sanitarios.

“La no aprobación de pruebas físicas en dos ocasiones, la participación en eventos deportivos durante la pandemia sin la autorización de la Comisión y sin respetar los protocolos sanitarios, la baja calificación derivada del deficiente nivel en el manejo de partidos de Liga MX, incluyendo la poca aptitud para comunicarse con el VAR, y su actitud negativa y amenazante durante los esfuerzos de capacitación son algunos de los elementos que han llevado a la Comisión de Árbitros a tomar esta decisión”, informó la Comisión de Árbitros.

Por su lado, Maganda señaló que nunca fue capacitado el uso del VAR y sólo él era castigado por arbitrar en partidos llaneros.

“Nunca tuve un curso para la implementación del VAR, llegue con lo que nos explicaban en la charla, todos les dieron curso, hicieron partidos en la FMF y nunca fui considerado”, explicó. “Me castigaron por ir a pitar un partido en el llano, cuando hay videos de que varios lo hicieron en plena Pandemia y sólo a mí me castigaron”, agregó.