Redacción

México.- En el mundo todo se ha puesto difícil para muchos. Sin embargo, algunos intentan salir adelante pese a todo lo que ocurre en medio de la pandemia.

Una prueba de ello son algunos maestros, quienes a pesar de no estar familiarizados con la tecnología han intentado acoplarse; y el compromiso de otros con sus alumnos va más allá del bienestar propio.

Alejandro Navarro, es un docente que tuvo que someterse a una operación de alto riesgo; pero antes de ser invervenido, en su propia cama de hospital terminó de calificar hasta el último de sus alumnos.

La imagen fue compartida por Sandra Venegas en Facebook, hija del maestro quien mostró el nivel de compromiso de su padre con la educación de sus estudiantes.

“Él sabía que iba a la sala de emergencias; por lo que empacó su computadora portátil y el cargador para poder ingresar”, escribió Sandra.

Desafortunadamente Alejandro no sobrevivió al procedimiento; aunque algunos medios han dicho que fue a causa de COVID-19, su familia aclaró que no fue así.

La mujer pidió a los estudiantes ser amables siempre con sus maestros, pues no saben el esfuerzo que hacen día con día para continuar con la enseñanza.

DM