Cuca Domínguez

Salamanca.- Al sur de la cabecera municipal, donde se localiza la zona de mayor marginación está ubicada la colonia León Guzmán, ahí las familias tienen más de 17 años viviendo sin servicios básicos, como el agua, el drenaje y la pavimentación, por ser un asentamiento irregular.

María Guadalupe González llegó a esta colonia desde hace 15 años y desde entonces ha batallado para tener acceso al agua, que antes les entregaban a través de pipas y luego con las tomas comunitarias, pero la presión no es suficiente para llegar a las casas, y a veces les toca acarrear el agua desde la llave que se tiene en la zona, hasta las casas, donde a veces hay más de 2 familias.

También lee: Salamanca: comunidad sigue en espera de apoyo del gobierno tras tormenta

“Vine a pedirle la llave a la encargada del agua, pero no hay presión suficiente y el agua no alcanza hasta mi casa; tengo mi tinaco que lleno una vez a la semana, pero ahora no he podido, no tengo ni un chorrito de agua para bañarnos, menos para las actividades básicas de la casa”.

Contó que el agua no es necesaria en su casa solo para el aseo de ella y su familia sino hasta para la comida, pues no les alcanza para comprar garrafones. Relata que los 15 años que tienen viviendo en la zona son los que tiene sin agua y aunque antes venía una pipa una vez a la semana, “el agua se ocupa para todo, más en este tipo de pandemia”, precisó.

Dijo que la escasez de agua aumentó desde hace un mes. Más o menos en ese lapso, el agua escaseó porque la presión es mínima y a través de mangueras no alcanza a llegar a las casas cercanas, mucho menos a las que están más lejos.

La señora Reyna, esposa de Ignacio González, encargado de la llave de la toma del agua comunitaria destacó que aunque ya tienen unos 6 meses que lograron sus escrituras, ahora esperan que el nuevo gobierno municipal les apoye en la introducción de los servicios básicos del agua potable y drenaje.

“Estamos esperando que el nuevo alcalde llegue bien a la presidencia y vamos a volver a ir, porque ya tenemos 17 años sin servicios, al menos desde que llegué. Desde el gobierno de Toño Arredondo tramitamos las escrituras, entró Beatriz y con ella se detuvo todo, ahora volveremos a hacer la gestión, porque esta es una las colonias más olvidadas”.

Esta colonia se ubica a 4 kilómetros del centro de la ciudad y la integran más de 200 lotes, pero más de la mitad están habitados y en varias viviendas hay más de 2 familias, “por lo que los afectados si somos mucha gente”, precisó.

Las madres de familia concluyeron diciendo que esperan que se les apoye para que cuenten con los servicios básicos elementales necesarios porque ya han batallado muchos años.

Otros también sufren por agua… pero de otra forma

Los habitantes de la comunidad de Mirandas continúan a la espera de apoyo para recuperar parte de lo que perdieron durante la tormenta que los afectó hace diez días; mencionaron que les realizaron un censo de las afectaciones a cada familia, pero ya no tuvieron noticias.

Las más de 50 familias que se vieron afectadas perdieron muebles, ropa y hasta a sus animales que murieron ahogados tras inundarse sus corrales, por lo que esperan la llegada de apoyos.

José Vargas delegado de la comunidad, señaló que a los dos días de la fuerte lluvia llegó personal de la Dirección de Desarrollo Social y Humano del municipio, quienes hicieron entrega de 15 despensas, colchonetas y cobijas, además de llevarse una lista con las necesidades de cada familia.

LC