Violencia en Guanajuato es producto de la inacción de las autoridades: Felipe Calderón

Foto: Carlos Martínez

El expresidente de la República indicó que tiene que haber una gran presencia federal, y el gobierno estatal tiene que aumentar sus capacidades para hacer cumplir la ley

Carlos Martínez Vertti

León.- El expresidente Felipe Calderón Hinojosa consideró que la violencia en Guanajuato forma parte de la ola de criminalidad en la que está envuelto el país, producto de la inacción de la autoridad ante la delincuencia.

“Es un desafío al gobierno, el gobierno tienen que enfrentar con mucha decisión y tiene que escalarse la confiabilidad de las policías locales, las municipales, en particular, las estatales que han venido mejorando, así como la confiabilidad y eficacia de las fiscalías y de los jueces”, dijo el ex mandatario.

Aseguró que el gobierno tiene que hacer un compromiso mucho mayor ante el reto que tiene en Guanajuato, pues “a grandes males, grandes remedios”, indicó que tiene que haber una gran presencia federal, y el gobierno estatal tiene que aumentar sus capacidades para hacer cumplir la ley. El fortalecimiento de capacidades institucionales tiene que ser en los niveles federal y estatal, subrayó Calderón.

Dijo desconocer si ha habido complicidad u omisión de los gobiernos panistas en las últimas administraciones, “pero se han conjuntado muchos factores, como la rentabilidad que implican las actividades ilícitas, el robo de gasolina, las drogas, que sigue creciendo  su consumo, y también muchas actividades ilícitas que se realizan en el estado, además de los delitos del orden común”.

Para superar el problema, hay que mejorar las fuerzas policiacas y ministeriales que, insistió, han quedado rebasadas hace muchos años.

Presenta libro de sus retos como presidente

Calderón estuvo en León para presentar su libro ‘Los retos que enfrentamos’, en el que expone la forma en que afrontó –algunas veces mal, según reconoce-, los conflictos que se plantearon en su sexenio. El primero en enumerar, fue el de la violencia generada por el narcotráfico.

Descartó que la legalización de las drogas pueda ser una opción para combatir la narcoviolencia. Es posible que se suprima el incentivo económico de la prohibición, pero el costo social sería altísimo al facilitar su acceso a los jóvenes.

Sin embargo, “el punto no es la falta de legalización, sino la falta de Estado, esa es la causa de la violencia. No hay autoridad que aplique la ley”, y dijo que uno de los ejemplos más recientes y contundentes fue el asesinato de 19 personas en Uruapan, cuyos cuerpos fueron colgados en puentes, “y nadie vio nada, en una ciudad de 500 mil habitantes”.

Enfrentó una ‘tormenta perfecta’

Ante unos 200 simpatizantes, entre los que promovió la adhesión a su partido político México Libre, Calderón expuso que a su gobierno le tocó enfrentar de enero a abril de 2009 lo que llamó ‘la tormenta perfecta’, en la que el narcotráfico, la crisis financiera de Estados Unidos, la caída de los ingresos nacionales y los desastres naturales, a los que se sumó la epidemia de influenza, significaron exámenes muy duros para su administración.

Dedicó la principal parte de su conferencia al tema del narcotráfico, que se agravó cuando las bandas que se dedicaban al trasiego optaron por el narcomenudeo. “Si sólo se trafica, se encargan de controlar una ruta, de comprar a los policías en los caminos y en las aduanas, y se ocupa poca gente. Pero para distribuir al menudeo, donde está la mayor ganancia, hay que controlar territorios, tener a miles de personas para la distribución, y a las corporaciones de policía compradas”.

En el combate al narcotráfico, el expresidente dijo que la batalla que perdió “fue la de la comunicación”, pues le resultó difícil extirpar la idea de que era conveniente dejar a los criminales actuar, como era el reclamo de algunos gobernadores.

RC

Comentarios

Comentarios