Staff Correo

Guanajuato.- No solo la inseguridad ha afectado a los candidatos. Las mujeres que se postulan han tenido que sufrir desde amenazas hasta críticas en su contra por el simple hecho de ser mujeres, lo cual ha llevado a que varias de ellas denuncien violencia de género ante e Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG).

Tal es el caso de Itzel Balderas, quien denunció ser víctima de violencia política y de género de manera digital por más de un año desde que anunció su candidatura. La candidata diputación por el Distrito electoral 15 resaltó que, a través de redes sociales, recibió mensajes privados con amenazas que ponían en riesgo su integridad y la de su familia.

Ante esta situación, solicitó protección ante el Instituto Nacional Electoral (INE) ante el temor de que pudieran agredirla, la cual se le autorizó poco después y ahora es parte de los candidatos guanajuatenses que tiene protección de la Guardia Nacional.

Otro caso notable es el de la candidata para la alcaldía de Irapuato, Lorena Alfaro, quien realizó una marcha contra la violencia de género en la cual denunciaba a cinco candidatos de los partidos Redes Progresistas Sociales, Movimiento Ciudadano y Morena luego de que estos usaran una pancarta con el mensaje: “ella no tiene valor”.

Lorena Alfaro dijo que no sólo tenía el valor como persona y mujer, sino también para denunciar a quienes pretender descalificar y nulificar a una mujer por el simple hecho de serlo.

Ante esta situación, el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) decretó medidas cautelares a favor de la candidata y estableció un plazo de 24 horas para que los candidatos atendieran la situación.

Mientras tanto, integrantes de la planilla del PAN en el municipio de Silao presentaron una queja ante el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG), ya que aseguraron ser víctimas de violencia política contra la mujer.

Esto luego de que, desde perfiles falsos, les enviaran “mensajes denigrantes”, motivo por el cual incluso presentaron una denuncia penal en busca de que la Policía Cibernética interviniera.

“Desde las desigualdades que enfrentamos para abrirnos paso como las distintas manifestaciones de violencia que vivimos una vez que ya estamos desempeñando algún cargo”, resaltaron en su declaración.

Por otro lado, quien también fue víctima de agresiones contra su campaña fue la candidata a la alcaldía de Acámbaro, Claudia Silva Campos, quien denunció vandalismo para su propaganda electoral, ya que le quitaron algunas lonas y borraron las bardas en donde aparecía su imagen.

Aunque no estuvieron claros los motivos, Silva Campos resaltó que estos actos son considerados violencia de género producto de una “guerra sucia” en su contra por parte de sus adversarios políticos.

Incluso resaltó que se estaban promocionando mensajes en donde ella supuestamente apoyaba el aborto legal en Guanajuato, lo cual descartó por completo.

Navarro suma tres denuncias

El alcalde y ahora también candidato a la alcaldía de Guanajuato capital es una de las figuras que ha sido denunciada por violencia de género, pues hasta ahora acumula tres en su contra. Incluso el representante del PRD, José Belmonte, cuestionó el hecho de que estas no se siguieron de oficio, a pesar de tratarse de un tema grave.

La más reciente fue la de la ex directora del Museo de las Momias, Paloma Robles Lacayo, quien incluso solicitó protección, ya que temía por su seguridad y la de su familia.

Hasta ahora las autoridades no han emitido una postura al respecto, solamente la presidenta de la Comisión de Quejas y Denuncias, Sandra Liliana Prieto de León, señaló que se están integrando los diversos expedientes y que hasta el momento no hay una respuesta clara sobre la resolución de los mismos.