Nancy Venegas

Irapuato.- Los hechos violentos afectaron más que la pandemia por Covid-19 la atracción de inversiones. David Pascual Alemany, director del Parque Tecnoindustrial Castro del Río, confirmó que por la inseguridad este año no se concretaron proyectos de inversión.

“De tener una llegada de varias empresas al año no ha llegado casi ninguna, pero además está el boca a boca, la cuestión de los medios de comunicación, si llega una empresa japonesa va a hablar con las que están aquí y si les dicen “la situación está terrible” pues no van a llegar… La zona Bajío se benefició cuando había violencia en la frontera, pero a Irapuato le afecta el que pueda haber inseguridad, notamos una mejoría en ese aspecto porque a final del año vemos más intereses, más propuestas”, dijo Pascual Alemany.

Sin precisar cifras, Alemany señaló que los hechos violentos desalentaron a los inversionistas que veían a Irapuato como una zona apta para sus negocios, debido a la inseguridad que aqueja a la población, lo que impacta negativamente en la economía y generación de empleos.

“Ha sido toda esta saga del Marro, del Cartel de Jalisco cuando se puso fuerte, nos ha pegado mucho, es el factor que más nos afecta, que nos impide traer inversión”.

Al señalar que hasta el momento no se han registrado robos ni extorsiones en el Parque Tecnoindustrial Castro del Río, comentó que han tenido apoyo y comunicación con las instancias estatales y municipales de seguridad, pero a la fecha ningún acercamiento oficial con directivos de corporaciones federales.

“Con la Guardia Nacional así físicamente no hemos tenido comunicación, aunque a veces desde la ventana de mi oficina sí veo cuando pasan en sus rondines”.

EZM