Violador serial que recibió 271 años de cárcel podría salir de prsión

Juan Carlos era maestro, contaba con 28 años en el momento de la sentencia por 13 violaciones y 11 intentos de agresión sexual; sólo tenía que cumplir 20 años para pedir la libertad condicional

Staff correo

España.- Un exprofesor de gimnasia de una escuela de Málaga, España, que había sido condenado a 271 años de prisión en 2005 por 13 violaciones y 11 intentos de agresión sexual cometidos contra sus estudiantes y otras mujeres entre 1997 y 2002, podría quedar en libertad.

Juan Carlos G.R. contaba con 28 años en el momento de la sentencia, conocido por aterrorizar la ciudad durante los cinco años que cometió sus delitos. Ahora está interno en la cárcel Albolote pero el pasado 29 de agosto un juez le concedió el tercer grado, que le permite salir los fines de semana y una hora al día.

Esto lo logró tras interponer un recurso contra un informe desfavorable de la Junta de Tratamiento del penal, que le fue estimado por un juez de Granada, al cumplir todos los requisitos para su obtención, entre los que se encuentran el cumplimiento de al menos la mitad de la condena y la satisfacción de las responsabilidades civiles. Un par de semanas después de salir ocasionalmente, podría solicitar la libertad condicional para 2022, puesto que cumple todos los requisitos legales para ello.

Sólo falta decidir ahora en qué Centro de Inserción Social (CIS) deberá Juan Carlos G.R. cumplir el resto de su condena bajo este nuevo régimen. Si toma la decisión este jueves, el violador podrá tener su primer fin de semana libre este 15 de septiembre, aunque la resolución podría demorarse una semana más.

Juan Carlos G.R. fue condenado en 2005 a 271 años de prisión de los que solo debe cumplir 20, según el Código Penal español vigente en el momento de su sentencia. Como ingresó en la cárcel en el momento de su detención, en 2022 su pena estaría finiquitada, por lo que al llevar 17 años en prisión, ya ha cumplido más de las tres cuartas partes de su condena.

Una vez en libertad condicional no tendrá que cumplir con ningún requerimiento de la Justicia, salvo no volver a delinquir y no acercarse a ninguna de sus víctimas a menos de 2 mil metros durante 15 años. Por lo demás, podrá permanecer las 24 horas del día libre, sin obligación de acudir a ningún centro y sin ningún otro control.

Juan Carlos elegía y vigilaba a sus víctimas hasta aprender su rutina, y luego las atacaba amenazándolas con un cuchillo. Así lo hizo 13 veces con éxito, y otras 11 veces sin lograr su cometido. Aterrorizó la ciudad de Málaga durante años.

Comentarios

Comentarios