Redacción

Guanajuato.- Eduardo y Georgina, el matrimonio acusado de planear y enviar un regalo-bomba al restaurante Barra 1604, matando al dueño, al gerente y dejando además cinco personas lesionadas, esta noche fueron vinculados a proceso por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.

El pasado 25 de septiembre, después de 24 horas, se reanudó la audiencia de Eduardo N y Georgina N, presuntos responsables del ataque al dueño del restaurante-bar ‘Barra 1604’ en el municipio de Salamanca y en esta se concedió una prórroga de 72 horas.

Luego de analizar las pruebas que aportó el Ministerio Público y los argumentos de la defensa, el juez determinó mantener a la pareja en prisión preventiva como medida cautelar, y ordenó la apertura de un plazo de tres meses para el desahogo de pruebas y el cierre de la investigación, que sería el 29 de diciembre.

Ver nota: ¿Quiénes son los inculpados del ataque a la Barra 1604 de Salamanca?

La operación según la FGE

La mujer, identificada ahora como Georgina “N”, una hora antes, luego de solicitar el servicio de moto envío, esperó en la acera de un domicilio ubicado en una calle de la colonia Constituyentes, al sureste del lugar destino. La caja estaba en el piso cuando llegó la pareja que realizaría el servicio. Incluso, les dijo que no movieran demasiado la caja porque se “dañaría” el regalo.

El hombre, Eduardo “N”, llevó la pauta en la planeación del atentado, se le ve en los videos alrededor de las 17:16 horas, arribaron a bordo de una camioneta de su propiedad a calles de la ciudad de Cortazar, lugar donde estacionaron el vehículo y del cual descargan el paquete de naturaleza explosiva.

El acusado se traslada a la Central Camionera de Cortazar y aborda un taxi para regresar a la calle 05 de Mayo, donde recoge a GEORGINA “N” y, de manera posterior, se trasladan a Salamanca, específicamente a una calle de la colonia Constituyentes, esto al filo de las 18:00 horas, en donde contactan a los conductores de la motocicleta de reparto, a quienes se les envió un mensaje multimedia, para contratar sus servicios.

La tragedia

Foto: Correo

En un ataque directo con explosivos, perdieron la vida uno de los dueños del restaurante Barra 1604 y el gerente. Los explosivos habrían sido entregados en una caja a través de un servicio de moto envío. El mensajero resultó lesionado, al igual que tres comensales que iban saliendo en ese momento.

El hecho generó la indignación tanto del Gobierno del Estado, así como de la alcaldesa Beatriz Hernández. De igual manera, la Fiscalía pidió a la ciudadanía mantener la calma y reportar situaciones sospechosas o emergencias al teléfono 911, las fuerzas de seguridad están atentas y preparadas para velar por su tranquilidad.

El restaurante Barra 1604 compartió el pésame por el fallecimiento de sus compañeros y amigos, Maricio Salvador Romero Morales, quien fuera uno de los dueños y Mario Alberto Hernández Cárdenas, quien trabajaba como gerente del establecimiento.

Al pésame se unió también el restaurante La Sonorita a las condolencias y compartió su pésame por el terrible hecho.

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Salamanca, Raymundo Gómez García, condenó el atentado que cobró la vida de dos restauranteros al explotarles un paquete bomba, por lo que urgió a que las autoridades de los 3 niveles de gobierno atiendan el tema.

El presidente López Obrador comentó que la Fiscalía General de la República podría atraer el caso del explosivo. Declaró que se tiene el antecedente de que en Guanajuato, más que en otras partes del país han utilizado explosivos para cometer crímenes.

Ataque fue por deuda con exsocios, afirma FGE

Foto: María Espino

Luego que el gobernador Diego Sinhue Rodriguez Vallejo informó que ya fueron detenidos los responsables del atentado con explosivo cometido en Salamanca el pasado domingo, el fiscal general del estado de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre,  detalló que estas personas serían exsocios comerciales del restaurante-bar Barra 1604, donde ocurrió el fatídico hecho.

La información se hizo pública a través de una rueda de prensa en la que estuvieron presentes, además de Zamarripa, el secretario de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca Appendini, y autoridades de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y de la Guardia Nacional (GN).

Zamarripa precisó que el ‘regalo-bomba’ es de fabricación artesanal y mencionó que los detenidos conocían a Mauricio Salvador Romero Morales, con quien dijo se supo que “tenían negocios, los cuales acabaron en discrepancia por un adeudo millonario del cual no refirió cifra”.

Detención trae tranquilidad, coinciden empresarios

La detención de los presuntos responsables del ataque con explosivos en el restaurante Barra 1604, “es oxígeno puro para Salamanca y viene a generar tranquilidad”, coinciden el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Raymundo Gómez García y el presidente de la Canaco, Óscar Macías Jasso. Gómez García destacó que “esto dará certidumbre y confianza; esperamos que estos hechos nos sirva de experiencia para que no vuelvan a ocurrir”. Por su parte, Macías Jasso dijo que “esto nos traerá una confianza para seguir saliendo y reactivando la economía en el municipio”, concluyó.

Acusan tortura

Foto: Archivo

El pasado 24 de septiembre, por haber sido intimidados, amenazados y agredidos por policías ministeriales, Eduardo ‘N’ y Georgina ‘N’, inculpados del atentado explosivo en el restaurante Barra 1604, la audiencia inicial por los delitos de homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa, se turnó privada.

La abogada defensora de oficio de los inculpados, en atención a artículos marcados por el Código Nacional de Procedimientos Penales, solicitó a la juez que se llevará la audiencia sin la presencia de medios de comunicación luego de que en plática con sus representados le informaron que, fueron intimidados, amenazados y que fueron agredidos físicamente por policías ministeriales, quienes los agredieron para que dijeran lo que ellos les preguntaban, incluso, porque han sido amenazados sus familiares.

Piden intervención de Derechos Humanos

La señora Marina, respaldada por su hijo Romeo, aseguró que su hijo, Eduardo y su esposa Georgina, presuntos culpables del atentado con explosivos en el restaurante Barra 1604, no son culpables del crimen que se les acusa.

Aunque de momento no ha hablado con ellos y asegura desconocer el caso en el que están implicados su hijo y su nuera, pero tiene confianza en que se aclare pronto.

Del supuesto maltrato del que se dijo sufrió su hijo durante su detención, por lo que se iniciará una carpeta de investigación, dijo no saber su estado de salud, pero aprovechó para pedir la intervención de Derechos Humanos.

Por su parte, familiares de Georgina pidieron justicia y esclarecimiento del hecho “porque ellos son gente de trabajo, que nada tienen que ver con este tipo de situaciones”.

“Mi hija es campesina, sabe labrar al tierra y todos los que nos conocieron saben que somos buenas  personas de trabajo”, mencionó su padre.

Además, su madre aseguró que su hija es muy trabajadora y, para muestra, enseña una fotografía de un calendario de 2016 donde se ve una foto del puesto ambulante en el que le ayudaba Georgina. Mientras tanto, su hermana se unió al llamado de justicia y en texto que a continuación se reproduce, exige que se aclare este hecho “porque no tienen pruebas”.

Aquí puedes ver el comunicado completo: