Vinculan a proceso a instructor de las FSPE

Era el encargado de la práctica donde perdió la vida ahogado el oficial Mario Gámez Villegas

María Espino

GUANAJUATO, Gto.- Jorge Ernesto Armendáriz Donato, quien trabaja como capacitador de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), fue vinculado a proceso como presunto inculpado en la muerte de Mario Gámez Villegas, bajo el cargo de homicidio por omisión, con carácter de dolo eventual, según determinó el juez Gilberto Martiñón Cano.
El imputado tendrá que pagar 365 mil 200 pesos por reparación del daño, que tendrán que ser cubiertos en un plazo de tres meses a partir de hoy.

 La causa que se le imputa es no actuar de manera rápida y  oportuna.Foto: especial

La causa que se le imputa es no actuar de manera rápida y
oportuna.Foto: especial

El inculpado llevará el proceso en libertad, dado que en su calidad de trabajador del estado se confió en que no abandonará Guanajuato o buscará alejarse del país, manifestó Martiñón Cano.
El juez dijo que no se le atribuye culpabilidad a Armendáriz Donato por el diseño o impartición del curso, pues la causa que se le imputa es por no actuar de manera rápida y oportuna para ayudar al elemento de las FSPE cuando se ahogaba en la alberca de las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en Guanajuato capital.

Esto debido a que siendo el responsable del curso no previó el contar con el equipo especializado para contrarrestar la situación de riesgo: la profundidad de la fosa de clavados y el que el elemento Gámez Villegas le notificara que no sabía nadar, además de que en los dos intentos demostró miedo a saltar de la plataforma de clavados.

Había mostrado miedo dos veces

Ayer se llevó a cabo la audiencia judicial de formulación de imputación para Armendáriz Donato, en donde el agente del Ministerio Público dio a conocer que declararon 14 testigos, elementos de las FSPE, quienes dijeron estar presentes el 21 de marzo en el momento en que que Gámez Villegas perdió la vida luego de que saltó a la alberca durante una práctica de valor.

“Cuando llegamos nos dijeron que la actividad estaba a cargo del instructor Armendáriz, previo a la práctica nos precisaron lo que teníamos que hacer, cómo teníamos que aventarnos y que teníamos que mover las extremidades para salir del agua”, manifestaron los testigos.

También dijeron que el último del grupo que realizó la práctica fue el de los elementos que no sabían nadar, y el primero en levantarse de manera voluntaria fue Gámez Villegas, que subió a la plataforma y realizó dos intentos fallidos. La tercera vez logró lanzarse, parado, con los brazos pegados al cuerpo, pero ya no salió.

“No había medidas de protección”

Unos minutos después, al ver que seguía sumergido, el propio instructor Armendáriz Donato se desvistió e introdujo al agua para sacarlo, pero no lo consiguió, por lo que solicitó ayuda a Protección Civil y bomberos. Fue por eso que José Enrique Rocha, buzo especializado, entró con el equipo adecuado y llegó al fondo de la alberca, donde estaba el cuerpo sin vida de Gámez Villegas.

En su versión, el buzo señaló que “en el lugar no había medidas de protección, no contaba con rescatistas o buzos, en una práctica de esta índole el instructor a cargo sabe que hay riesgos y que debe de prever el equipo necesario y buzos para contrarrestar percances. Llegar al fondo de la alberca de 8 metros sólo lo puede hacer una persona altamente capacitada y con el equipo adecuado”.