Redacción

Australia.- En el estado australiano de Queensland, la policía detuvo a un hombre que viajó casi 2.000 kilómetros buscando tener tener relaciones con una ‘adolescente‘ a la que había conocido en las redes sociales.

La detención ocurrió este viernes en un local de comida rápida en Brisbane, en donde el sujeto creía que se encontraría con una menor de 15 años, pero en su lugar era un agente encubierto de la unidad policial, quien estaba a cargo de investigar la explotación y el abuso infantil en línea.

La investigación comenzó en enero pasado después de una remisión de la Policía del estado de Australia Occidental, que recibió información de inteligencia de que ese hombre estaba involucrado en un comportamiento inapropiado con chicas menores de edad en las redes.

“Depredadores en línea”

El detenido, de 20 años, ha sido acusado entre otras cosas de usar Internet para conocerse con una menor con fines sexuales. Además, la Policía alegará que el individuo viajó desde la localidad de Mount Isa (Queensland) a Brisbane para tener actos sexuales con alguien que pensaba que era una niña.

El sospechoso ha salido en libertad bajo fianza y tendrá que comparecer ante un tribunal la próxima semana. Por su parte, desde la Policía de Queensland advirtieron a los padres sobre los riesgos que representan para los menores los “depredadores en línea”, e instó a supervisar las acciones de sus hijos en las redes sociales, así como orientarles sobre los peligros de tener ‘amigos’ que no conocen personalmente.

*Con información de RT

LC