Viral

Emprendedor niño vende sus dibujos en internet para ayudar su mamá

Redacción

Venezuela.- El joven Samuel Andrés Mendoza ama pasar horas dibujando, especialmente durante la pandemia, esto se ha convertido en una de sus principales actividades. Esto no solo por el tiempo libre, sino porque el joven de 14 años ha aprovechado su pasión por el dibujo para ayudar a su madre.

Las ganancias que obtiene vendiendo sus dibujos en línea las destina para apoyar a su mamá ya que su situación económica es bastante complicada.

La señora Magdalena Rodríguez hace frente como puede a la severa desnutrición de su hijo Samuel, además de proveer comida a sus dos hermanos.

En 2019 la crisis económica y social hizo a la familia de Samuel irse de Venezuela hacia Colombia. El joven que también padece síndrome de Asperger, fue diagnosticado con desnutrición. Para corregir esto la dieta especial debía ser rica en proteínas y con al menos seis comidas al día.

Sin embargo, ese mismo año en diciembre, la familia se vio obligada a regresar a su país, luego de que la mujer perdiera su trabajo en un incidente donde fue señalada por un presunto robo a un supermercado.

Los problemas en Venezuela solo crecieron a su regreso, pues con la pandemia y los problemas económicos de la nación, la dieta era complicada de seguir.

La mujer utilizó su cuenta de Twitter para conseguir un empleo de limpieza, lo que ocasionalmente le daba para comprar los alimentos necesarios para la alimentación del chico.

Pero la crisis alimentaria junto a los altos precios de la comida solo dificultan que la familia atienda las indicaciones de los médicos.

Los primeros meses de 2020 pasaron sobreviviendo con lo mínimo y con Magdalena arriesgándose a un contagio por Covid-19 pues además de su trabajo, puso un pequeño puesto de dulces en la calle para sacar un ingreso extra. Pese a todo, nada era suficiente.

Fue hasta enero de 2021 cuando Samuel decidió abrir un perfil de Twitter sin decirle a su madre y comenzar a vender sus dibujos.

La historia se hizo viral y Magdalena lo supo cuando su hijo le pidió la cuenta bancaria para que le pudieran pagar por su trabajo.

Y así, cada vez más personas se suman a los pedidos del chico, quien vende dibujos de personajes como Goku y Bob Esponja, o hasta de su ídolo Cristiano Ronaldo.

La iniciativa del muchacho llegó incluso hasta el reconocido muralista venezolano Oscar Olivares, quien lo becó en su academia de arte. Además del dinero, el menor ha recibido una computadora portátil, juegos de lápices de colores y mucha mantequilla de maní rica en proteínas para su dieta especial.

“Orgullosa de él, de verdad, no tengo palabras… Pero, sí a veces siento rabia, siento impotencia, porque creo que a su edad él tiene que estar aprendiendo, estudiando y no queriendo trabajar para él querer ayudarme a mí cuando soy yo la que tengo que hacer todo lo posible por darnos la comodidad”, dice Magdalena a AP.

Por el momento los esfuerzos del joven han dado frutos.

*Con información de Sopitas

LC

Otras noticias