Lourdes Velázquez
Guanajuato.-
Desde hace años en las inmediaciones de los callejones de Santo Niño y Cinco Señores en la zona centro de la ciudad, un inmueble abandonado es utilizado como basurero, situación que representa un foco de infección para las personas que habitan en la zona, ya que esto ha generado la reproducción de ratas.

Vecinos de la calle Positos y el callejón de Santo Niño, afirmaron que el terreno de amplias dimensiones y que se encuentra bardeado, presuntamente pertenece al político guanajuatense, Francisco Arroyo Vieyra, aunque esto no ha sido confirmado.

Por la parte baja del callejón Santo Niño no se alcanza a apreciar el interior de lo que parece una vivienda en abandono, sin embargo, en la parte superior del callejón que conecta con Cinco Señores y Moyas, se observa la gran cantidad de basura de todo tipo e incluso aparatos electrónicos y hierbas que hay al interior del predio.

Ante las condiciones en las que se encuentra el inmueble, vecinos de la zona consideraron que es necesario que se lleve a cabo la limpieza de este, ya que los residuos que ahí se avientan pueden ser dañinos para la salud; aunado a que los habitantes de dichos callejones deben hacer conciencia de que deben evitar arrojar la basura a ese lugar.

MD