¡Van por la novena! Club León se impone y logra la victoria ante Tigres

Óscar Jiménez

León.- Al partido no le faltó de nada: goles, contras, dudas, lleno, apuestas tácticas… y hasta broncas. Así, y en casa, los Esmeraldas del León vencieron en la vuelta 2-1 a los Tigres (Global igualado a tres) y aseguraron su pase a la final del Apertura 2021.

Movidito. El partido lo fue durante toda su línea del tiempo; ya se boceteaba un poco desde los primeros minutos, particularmente, desde el arca esmeralda, que era la que tomaba partida. Tanta fue la insistencia sobre el arranque, hasta que el equipo de casa encontró una anotación por medio de Ángel Mena

El ecuatoriano fue el encargado de firmar el trámite que se había gestado más con garra e ímpetu que con algún concepto trabajado en la jugada del gol. De esta manera, Mena recibió la bola suelta que pudo rematar cruzada de cara al marco de Nahuel Guzmán. Era muy pronto para que la semifinal de vuelta ya tuviera dígitos distintos en el marcador.

León no hizo válido el dominio por mucho más tiempo, pues cedieron campo. Lo pujante se recortó de a poco para que los Tigres impusieran un nuevo ritmo; aún con ello y tras soportar el golpeteo en tobillos del arranque, el equipo de Miguel Herrera se encontró -fortuitamente- el empate luego de una jugada que, de entrada, dejaba la duda de entender cómo fue que sucedió.

En un balón parado con rebote incluido, Tigres tuvo su mayor provecho con el remate a bocajarro de Diego Reyes, para así a los 15’, empatar las hostilidades en el Estadio León. Luego de esto, cualquiera pudo incrementar la ventaja hasta antes del medio tiempo.

Las cartas de mayor renombre de los Esmeraldas, Fernando Navarro y Luis Montes, recibieron algunos minutos sobre el complemento, con la idea de reforzar la zona media-ofensiva de la institución. Tigres soltó, en contraparte, la rienda del ya no estar obligados a marcar, y permitieron que los locales se crecieran de cara al arco de Nahuel.

Mosquera se desprendió al Sufrido pero gozado: León va a la final menos un par de ocasiones por la banda derecha, mientras que Meneses hizo lo mismo, pero por la contraria. El partido agonizaba y no parecía haber por dónde.

Pero cayó el segundo y el coloso despertó.

A los 84’, otro balón suelto dejó un servicio en el área de Jean Meneses para que Mena sólo empujara de cabeza para el segundo -y el desquite- de los Esmeraldas. Esta jugada, sin embargo, desprendió la campal en el rectángulo; Miguel Herrera se lio, se incluyó Holan, hubo expulsiones para Maz, Osvaldo Rodríguez, Quiñones, en donde prácticamente todos estuvieron involucrados. El estadio, ni se diga, ya estaba metido.

El final sólo decretó lo que ya se veía venir: León triunfó y ya se instaló en una final más dentro del futbol mexicano. Ya sólo espera al rival que surja del Atlas-Pumas.

Fue un desquite con ‘triunfo justo’

El lleno en el Estadio León y lo que significaron condiciones hostiles para la visita, permitieron que se revirtiera la moneda y que los Esmeraldas pudieran avanzar a la final del futbol mexicano.

El lleno en el Estadio León y lo que significaron condiciones hostiles para la visita, permitieron que se revirtiera la moneda y que los Esmeraldas pudieran avanzar a la final del futbol mexicano

“Nosotros estábamos un poco desacostumbrados ya a jugar con estadios llenos, sobre todo finales, y eso nos pesó en la ida. Ahora nos tocó a nosotros y creo que Tigres lo sintió en lo emocional como a nosotros nos pesó allá”.

“Tigres no llegó nunca de manera ordenada y coordinada como llegó en el partido de ida. Ganamos merecidamente, y yo había dicho de eso Tigres en la ida y creo ahora en el balance final que León fue mejor”, señaló Ariel Holan.

Por su parte, Miguel Herrera, entrenador del equipo de Tigres hizo hincapié en que su equipo se metió atrás y nunca supo cómo marcar diferencia, y que los cambios realizados se debieron, en mayor medida, al conflicto con las tarjetas de amonestación.

“Fue bueno a secas, nuestra idea era llegar a la final, tener un desempeño más redondo y teníamos que hacer mejores cosas en el juego. Vendremos con más bríos durante el siguiente torneo”, dijo.

Además, añadió que el lío en el campo se dio a partir del festejo esmeralda; “No pasa más allá de algunos empujones, hay que tener categoría para ganar y para perder, y nosotros no les fuimos a festejar un gol cuando lo hicimos en los últimos minutos”. “Acá no pasó lo mismo, nos bañaron, nos aventaron cosas, y la gente que debía estar más tranquila que son los cuerpos técnicos, no lo estuvo. Pasaron festejándonos en la cara y así es como pasa todo esto”, finalizó Herrera.