María Espino

Guanajuato.- El Comité Directivo del PRI en Guanajuato busca que desde el Congreso Federal se valide su propuesta de la ‘Ley Quemón’ con la que buscan erradicar actos de violencia en contra de las mujeres y menores de edad a través de la creación de un Registro Público Nacional de Deudores Alimenticios y un Registro Público Nacional de Agresores Sexuales, a fin de exhibir a quienes incurran en ambos casos.

La ‘Ley Quemón’ tiene como objetivo inhibir los actos de violencia sexual y económica en perjuicio de mujeres, niñas y niños; hechos que a decir de los priistas han alcanzado un nivel de incidencia tan altos que debe encender alarmas en la sociedad.

La creación de los registros antes referidos es con el fin de que las personas que incurran en estas acciones sean exhibidos públicamente a nivel nacional y de alguna manera hacerlos cumplir con su deber como padres con el pago de la pensión alimenticia; en el caso de agresores sexuales que quede marcado de por vida el riesgo que significan a la sociedad y que esta los mantenga vigilados.

Al ser de consulta pública ambos temas, la idea es que funcionen como una base de datos que sea revisada por empleadores, o al momento que algún infractor solicite un crédito las instituciones correspondientes podrán consultar su historial negativo en ambos registros.

Karen Guerra, regidora en el Ayuntamiento de Irapuato, manifestó que la idea es generar acciones que garanticen verdadera protección de las mujeres que son víctimas de ambos temas que al final son delitos que en términos legales la Ley sanciona; además puntualizó que no se trata de evitar que obtengan empleo, simplemente exhibirlos y basado en el historial negativo el empleador podrá reservarse el derecho a contratar.

“Confiamos en que esta sanción social inhiba a agresores sociales y orille a deudores alimentarios a asumir su responsabilidad, pero también a que las autoridades competentes tengan una intervención más decidida y comprometida que contribuya a que cada día sean menos las mujeres que sean víctimas de la violencia y menos los padres que evaden la manutención de los hijos”.

La edil irapuatense resaltó la necedad que actualmente se hace imperiosa  de dar elaborar protestas encaminadas a erradicar la violencia contra las mujeres y menores de edad, con acciones que puedan concretarse de forma inmediata, sin titubeos y sin contemplaciones para contrarrestar condiciones adversas que padecen desde hace mucho tiempo.

“Durante muchos años la violencia se ha apoderado de nuestras estructuras sociales, flagelando los derechos y prerrogativas de las mujeres sin ninguna contemplación, actuando entre los vacíos legales que un Estado de Derecho ha propiciado para fomentar el incumplimiento de obligaciones parentales, pero también para inhibir la denuncia y señalamiento de los verdaderos responsables de los actos de violencia sexual contra las mujeres”, acotó Guerra.

Liz Mosqueda, secretaria de Innovación y Participación Social y de Asuntos Migratorios del Comité Directivo Estatal (CDE), mencionó que en el Registro Público Nacional de Agresores Sexuales quedarán registrados de manera permanente todos los que hayan resultado culpables de un delito de esa naturaleza, con sentencia condenatoria de por medio, en tanto que los que no cumplan con sus obligaciones como padres de familia permanecerán en el Registro Público Nacional de Deudores Alimenticios hasta que cumpla con una pensión alimenticia para sus hijos.

Viridiana Sáenz, quien encabeza el Movimiento PRImx a nivel estatal, resaltó que con la “Ley Quemón” se busca proteger a mujeres y menores de edad de agresiones sexuales, pero también de violencia económica, sobre todo “a quienes somos madres solteras”.