Van cinco muertos por represión de marcha en apoyo a Evo

Foto: Especial

La Comisión de los Derechos Humanos y el expresidente condenaron el uso excesivo de la fuerza; Jeanine Áñez, dijo que frenaría a grupos subversivos armados

Agencias

La Paz.- Al menos 5 personas murieron este viernes en Bolivia, durante una masiva marcha pacífica de cocaleros de Cochabamba, que fue duramente reprimida por las fuerzas de seguridad que responden al gobierno de facto.

Los campesinos de la provincia de Chapare, que apoyan al depuesto presidente Evo Morales, intentaron atravesar el puente Huayllani, que una la ciudad de Sacabe con Cochabamba, pero se toparon con un cerco policial que les impidió el paso.

Minutos después, las fuerzas de seguridad comenzaron a reprimir fuertemente a los manifestantes.

Según el reporte de un médico de la unidad de emergencias del hospital de Sacaba, que atendió a los cocaleros, citado por la cadena internacional Telesur, son 5 las personas fallecidas.

El Defensor del Pueblo de Cochabamba, Nelson Cox, confirmó a medios locales que los uniformados usaron armas de fuego contra los manifestantes. “Los muertos todos son producto de armas de fuego”, aseguró.

Mientras tanto, el comandante de la Policía de Cochabamba, Jaime Zurita, reconoció que el objetivo de las Fuerzas Armadas y la Policía era impedir que los manifestantes llegaran a Cochabamba “para manifestar su desacuerdo contra la presidenta Jeanine Añez”.

De acuerdo con declaraciones de Zurita, al menos 300 personas fueron detenidas.

Condena por represión

Minutos después de conocerse la noticia, el derrocado mandatario Morales condenó “ante el mundo” la represión “con balas” de las fuerzas armadas y la policía. “Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba”, declaró en las redes sociales, desde su exilio en México.

En un tuit posterior, Morales denunció que el candidato opositor Carlos Mesa y el que ha sido señalado como artífice del Golpe de Estado, Luis Fernando Camacho, acusaron a su Gobierno de “dictadura”, cuando Áñez y su gabinete de “abogados defensores de violadores y represores” son quienes masacran al pueblo con las Fuerzas Armadas y la Policía, “como la verdadera dictadura”, acusó.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó “el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad en Cochabamba” e instó al Estado boliviano a asegurar “el derecho a la vida e integridad física de quienes protestan pacíficamente”.

“Las armas de fuego deben estar excluidas de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales”, recordó la entidad.

De acuerdo con la CIDH, durante la represión de este viernes a las protestas sociales, se registraron 22 personas heridas, 5 fallecidas por balas y 3 periodistas agredidos en ejercicio de su profesión. “Las fuerzas de seguridad Bolivia debe abstenerse de agredir [a periodistas] y facilitar su labor”, denunció.

La orden contra “grupos subversivos”

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, dijo ayer que implementaría “medidas constitucionales” para frenar a supuestos “grupos subversivos armados”, conformados por extranjeros y connacionales “de algunas regiones en conflicto”.

Comentarios

Comentarios