Yadira Cárdenas

Salamanca.- Valtierrilla no solo es la comunidad más grande del estado y de Salamanca, con cerca de 17 mil habitantes, también es un importante productor de nopal y sus derivados conocidos mundialmente.

El crecimiento la ha convertido en una pequeña ciudad lo que animó a los habitantes a buscar independizarse hace más de 20 años, petición que no prosperó, y ahora lo que buscan son mejores condiciones de vida al estar más del 70% de sus calles sin pavimentar, aunado a la seguridad luego de los hechos delictivos que les han quitado la tranquilidad en los últimos años.

Ubicada a un costado de la carretera libre Salamanca – Celaya y a ocho kilómetros de la cabecera municipal, la población de Valtierrilla es mayor que siete cabeceras municipales del estado, Atarjea, Coroneo, Pueblo Nuevo, Santa Catarina, Santiago Maravatío, Tarandacuao y Xichú, además de cumplir 425 años de antigüedad.

La capital mundial del nopal

Desde la entrada a la comunidad. se pueden observar las nopaleras que le han dado identidad, al considerarse la ‘Capital Mundial del Nopal’ donde se siembran más de 500 hectáreas de la cactácea y se comercializan hasta 40 mil toneladas mensuales, además de la producción de productos derivados que van desde cremas, shampoo, mascarillas, mermeladas, nopales deshidratados, endulzados,  en escabeche, así como las tradicionales pencas rellenas.

De esta actividad dependen más de 300 familias, muchas de ellas como desespinadoras, para que el producto vaya limpio a los mercados.

Desde hace 16 años se realiza anualmente la ‘Expo Nopal’ que permite ampliar el mercado del también llamado ‘Diamante Verde’. Sin embargo, y debido a la pandemia este 2021 la actividad se suspendió, lo que esperan retomar el próximo año, además de que se ponga en función el Parador del Nopal, instalaciones que ya se tienen.

Una pequeña ciudad

Desde hace 20 años y al ver el rápido crecimiento de la comunidad un grupo de habitantes intentó la independencia del lugar, proceso que duró más de un año ante el estado. Sin embargo, la petición solo quedó en papel.

Mientras tanto, Valtierrilla siguió creciendo y con ello la llegada de todo tipo de comercios, desde farmacias, instituciones bancarias y crediticias, mueblerías, ferreterías, carpinterías, herrerías, papelerías, tiendas de regalos, cocinas económicas, entre muchos otros pequeños y grandes negocios.

Cuenta con dos panteones a cargo del municipio, uno de ellos al cien por ciento de su capacidad y el otro al 30%, mientras que también se tienen ocho instituciones educativas desde preescolar, primaria, telesecundaria y bachillerato SABES, un Instituto Estatal de Capacitación (IECA) y un Centro de Atención Múltiple (CAM), además de un Hospital Cessa de la Secretaría de Salud.

El servicio de agua potable y alcantarillado está a cargo de su propio comité, el SAPASVA con 3 mil 800 tomas domiciliarias y con dos pozos en funcionamiento, aunque esto también es insuficiente para el total de familias, y los habitantes más lejanos padecen la falta de servicios.

Las necesidades

Además de mejorar el servicio de agua potable, en al menos el 30 de la comunidad carece de drenaje, mientras que más del 70% de sus calles están sin pavimentar: “nos falta mucho, tenemos muchas cosas, pero nos faltan otras, está olvidada la comunidad, ya era para que estuviera todo pavimentado, y las calles su vieran como están unos hoyotes”.

Seguridad: más de 30 homicidios del 2020 a la fecha

Sin embargo, para los habitantes de Valtierrilla también la prioridad es la seguridad tras los hechos delictivos que los afectan, desde robos a  casa habitación y a negocios, asaltos a transeúntes y homicidios, de este último se han registrado al menos 30 casos de enero del 2020 a la fecha, los últimos de ellos el pasado 1 de octubre cuando un mecánico de motocicletas fue asesinado en su local, mientras que  la mañana del 14 de este mismo mes, hombres armados atacaron  a un taquero en la calle Hidalgo, la principal vialidad de la comunidad.

“Ahí está la caseta, pero no hay policías permanentes como antes, si hay pero se van, y ya para lo grande de la comunidad se necesita una comandancia porque ya no estamos tranquilos”, señalaron los habitantes de Valtierrilla, quienes esperan un avance con la entrada de la nueva administración municipal.

EM