Internacional

Valentina fue golpeada con un martillo y quemada con gasolina por su exnovio

Redacción

Colombia.- Valentina es una sobreviviente. Por celos y por su necesidad de ‘poseerla‘, un día su exnovio la golpeó con un martillo en la cabeza y cuando estaba inconsciente, le roció gasolina y la quemó en su propia casa.

La joven quien ahora tiene 19 años es originaria de Colombia, donde ocurrieron los hechos; pero a causa de la gravedad de sus quemaduras tuvo que ser trasladada a Estados Unidos, pues en su país no podía recibir la atención médica necesaria y además no tenían los medicamentos para ayudarla a sanar.

Tras una relación de 2 años y medio con un joven, ella decidió terminar la relación después de tener muchos problemas, además de que quería avanzar y enfocarse a otras cosas una vez que iniciara la universidad.

Sin buscarlo, Valentina Olivares conoció a otra persona con la que hizo clic de inmediato y empezó a salir con él, cosa que no le agradó para nada a su exnovio, quien por cierto, seguía acudiendo a comer a casa de los papás de ella, hasta que le pidió que dejara de hacerlo.

Un 18 de enero del 2018, ella estaba en su casa cuando oyó que alguien tocaba la puerta, abrió y era él junto con un amigo que ambos tenían en común. El pretexto fue pedirle su licuadora para hacer un licuado, pero jamás se imaginó que ese día jamás lo olvidaría.

Su agresor la condicionó a que si quería que se fuera ya de su casa, tenía que aceptar un último regalo; ella temerosa aceptó. Le vendaron los ojos y de pronto sintió dos fuertes golpes en la cabeza, se quitó la venda y se dio cuenta de que estaba sangrando.

Les rogó para que la dejaran salir y buscar ayuda; ellos solo le quitaron sus llaves y su celular para que no pudiera llamar a nadie. Ella le cuestionó porqué hacía eso y el responsable la culpó de todo hasta que Valentina quedó inconsciente sobre una sábana en la sala de su casa.

Cuando despertó estaba sola. Se levantó y solo vio su ropa quemada, pero no sintió nada más. Corrió a la cocina y tomó desesperadamente una jarra de agua, para después pedir ayuda desde una ventana a sus vecinos.

Por fin llegó la ayuda. Mucha gente se acercó para auxiliarla, también llamaron a su mamá quien estaba trabajando. Valentina fue llevada al hospital, no solo tenía las dos heridas en su cabeza, sino que tenía quemado el 75% de su cuerpo.

Los responsables también llegaron a la escena fingiendo no saber qué había pasado, pero no se imaginaron que ella seguía viva y que había revelado quién la agredió. Ambos fueron golpeados y después detenidos.

Debido a que el tratamiento para curar sus quemaduras no podía recibirlo en Colombia, tuvo que ser trasladada a Estados Unidos donde ha recibido toda la atención no solo física, sino también psicológica.

Ahí por fortuna, se ha ido recuperando poco a poco también con el apoyo de su familia, aunque aún no ha terminado el proceso.

La joven contó su historia en su cuenta de TikTok:

@valennaihomi

#QueMePasó

♬ sonido original – naihomi

dm

Otras noticias