Divisadero

Vacunas: mezquina disputa

No han sido muy afortunadas las declaraciones de Diego Sinhue respecto a la decisión del gobierno federal de vacunar primero a los adultos mayores de la Sierra Gorda y municipios aledaños. Transcurría el primer día de vacunación y él insistía que debió comenzarse donde hay más contagios, al quinto día aún seguía con diversos cuestionamientos.

Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

A estas alturas carece de rigor el afán de victimizar a la gente que vive en regiones como el noreste, sea que lo haga el gobierno federal o el estatal que también seguido acude a eso cuando conviene a su discurso, aunque lo indudable es que cualquier asomo a la historia contemporánea de Guanajuato muestra innumerables ejemplos de que el Bajío ha gozado de muchos privilegios en detrimento de otras partes de la entidad. Tan solo recordemos que los hospitales regionales en el noreste no tienen ni dos décadas de haber sido inaugurados. Y hay otras historias inverosímiles: estamos en plena era digital, hace días un asombroso robot ya aterrizó en Marte, y aun no existe carretera pavimentada a la cabecera de Atarjea.

Pero el desatino de descalificar la ruta por la que comenzó la vacunación, también tiene otras aristas. Cuando se trata de buscar escenografías electorales llamativas dizque ‘entre los pobres’, entonces estos municipios sí se vuelven prioritarios. El propio Sinhue hasta se desveló una madrugada del 2018 para iniciar su campaña a la gubernatura en una comunidad remota de la serranía, desde ahí lanzó su primer arenga.

Cuando menos en asuntos tan finos como el de la salud y la vida en riesgo, los gobiernos federal y estatal debieran tener la prudencia de dejar a un lado sus agendas políticas. Tanta insensatez y mezquindad, lástima.

Y es que a los ‘pobres’ y adultos mayores del noreste no hay que idealizarlos, pero tampoco hay que ofender la dignidad de quienes por destino o decisión dialogan con el mundo desde esta región, que también es Guanajuato, y no desde la Plaza Fundadores en León. Igual de importante es la vida de una anciana de sierra adentro, que la de quienes viven en las residencias aledañas a algún club de golf, como El Campestre.

Y por cierto, en las inmediaciones del Hospital Regional de San Luís de la Paz, pudo observarse el arribo de vehículos caros y lujosos procedentes de estados vecinos como San Luís Potosí, de los que descendían personas buscando vacunarse. Trascendió que eso pudo estar vinculado no a los médicos o funcionarios responsables del proceso, sino posiblemente al protagonismo de oportunistas de la localidad que se enredan en la bandera de benefactores de la salud y con ese pretexto hacen acto de presencia. Este intento de gente acaudalada por vacunarse, en un sitio que no les correspondía ayudados por sus contactos, es un ejemplo de los factores externos que abonaron a las problemáticas suscitadas. Será tarea de la autoridad descifrar cómo puede cerrarle al paso a los ventajosos que nunca faltan.

Desechos tóxicos: ¿Y la Federación?

Luis Felipe Vázquez.

Luis Felipe Vázquez, lleva en las oficinas de la Reserva de la Biósfera, con sede en San Luís de la Paz, 14 años, los mismos que el decreto de esta Área Natural Protegida. Hasta 2015 fue subdirector, y de entonces a la fecha director. Tratándose del funcionario regional con más jerarquía en temas ambientales, en todo este tiempo particularmente en el lapso en que ya es el titular no se le conoce algún golpe de autoridad sólido surgido de su iniciativa propia, que haga sentir el liderazgo institucional que debe tener la Federación en todo el noreste.

A lo largo del tiempo las circunstancias le han puesto sobre la mesa diversas problemáticas pero le ha faltado arrojo y ‘candela’, como dirían los salseros cubanos; y si a eso se suma que la Profepa siempre tendrá un pretexto operativo para tardar en asomarse, o para de plano no actuar, pues la suma da que el decreto en muchos aspectos siga siendo letra muerta.

La gravedad de lo que se ha denunciado aquí en correo sobre los desechos electrónicos enterrados en Xichú en la bodega municipal, no es solo el daño provocado a ese entorno especifico, sino que los actos de cualquier autoridad tienen una función pedagógica, y lo que han hecho es mandar un lamentable mensaje de que la legislación ambiental ni el mismo gobierno la respeta. Un solo acto como este, echa para abajo cualquier esfuerzo de los funcionarios de la Reserva de la Biósfera, para promover entre la población acatar la ley y cuidar la naturaleza.

Habrá que observar si ante tal flagrancia, Luis Felipe Vázquez, ahora si da la sorpresa y actúa con energía en el ámbito que le compete.

Obituario

El autor de esta columna, lamenta el fallecimiento de Luis Cruz, pilar del Festival de la Toltequidad, en Pozos; como igualmente del profesor Guadalupe Arvizu, en Victoria, exalcalde apasionado por el devenir histórico, autor de la más reciente monografía del municipio. Buscaron y nutrieron las raíces hondas de su tierra. Descansen en paz.

Otras noticias