DIA D. Este martes podría aclararse el panorama sobre la siguiente fase de la vacunación anticovid-19 en Guanajuato, programada para León, la ciudad más poblada del estado que por sobradas razones requiere una estrategia y cuidado especial.

ESCENARIOS. No se puede descartar que sea esta misma Semana Santa cuando el gobierno federal decida echar a andar la estrategia en esta ciudad aunque todavía se valora la opción de que, aun teniendo disponibles las dosis, se aplique hasta el lunes de la semana de Pascua.

COMPLEJIDAD. Se trata de una semana de asueto para la mayoría de la población y aunque se recomienda quedarse en casa, ya se aprecia una gran movilidad que preocupa a las autoridades de todos los niveles. Con los bajos porcentajes de población vacunada y esa movilidad, el riesgo de la tercera ola sigue siendo latente.

EN EL AIRE. Las autoridades analizan la conveniencia de echar adelante el plan con todo y asueto. No hay nada definido.

DE IDA Y VUELTA. Y en tiempo de redes sociales, los rumores y hasta supuestas listas de centros de vacunación se filtran, mientras las autoridades locales hacen simulacros y se suman a la planeación de lo que viene.

MÁS VALE. No es asunto menor. La llegada de las vacunas a una de las ciudades más pobladas del país obliga a extremar la cautela y la planeación.

LA DIVERSIDAD SEXUAL EN LA AGENDA ELECTORAL

A FAVOR. Por supuesto que es de celebrar que la agenda en pro del respeto y el reconocimiento a los derechos de la comunidad no heterosexual esté en la órbita de algunos partidos políticos que participan en la contienda.

EN BOGA. Partidos como Movimiento Ciudadano han presumido el hecho de contar con candidatos, uno de ellos, Juan Pablo Delgado que busca la alcaldía en León, que asumen abiertamente su homosexualidad.

EL PUNTO. Ayer, el partido Verde convocó a una rueda de prensa en la que el mensaje central fue que, por primera vez, un integrante de su bancada se reconocía gay. Luis Gerardo Suárez, quien suplirá un par de meses a Israel Cabrera que será candidato en la capital del estado, se comprometió a llevar adelante una agenda para promover la defensa de los derechos de esta comunidad.

ADELANTE. Ambos partidos aclaran que la preferencia sexual de sus candidatos no tendría por qué ser una suerte de virtud que por sí sola sea merecedora de un voto de los electores. No tendría por qué serlo, pero se entiende el valor de ese reconocimiento en una sociedad más que conservadora, ‘doble moral’ como la que habitamos.

CLÁSICO. Y no faltan los celos o los cuestionamientos entre los propios partidos que asumen estas banderas. Ayer, la diputada del partido Verde, Vanessa Sánchez cuestionaba que Movimiento Ciudadano no puede presumir que la diversidad sexual forme parte de su agenda, porque su actual diputado Jaime Hernández ha votado como panista todos los asuntos relacionados con la misma.

POSITIVO. Eso es cierto. En realidad MC -ni en esta ni en anteriores legislaturas- ha empujado una agenda a favor de los derechos de las minorías. Pero nunca es tarde.

EN EL PASADO. Pero el reto en realidad es para el PAN que a pesar de los pesares no se mueve un ápice de su conservadurismo en la materia. Y no lo hacen porque no han sentido una ‘presión electoral’. Parece previsible que en ese tema, los blanquiazules seguirán metidos en ese mundo que se niega a reconocer realidades y se resiste a llamar a las cosas por su nombre.

LA DEL ESTRIBO…

Ya Morena dio a conocer la forma en que repartirá sus diputaciones plurinominales para la elección del 6 de junio y llama la atención que los cuatro primeros lugares están reservados para el dedazo vil y despiadado.

Las posiciones de números nones son para mujeres. Por lo que uno de los seguros es Ernesto Prieto Gallardo que sería el dos. La uno sería una mujer, presumiblemente, Magdalena Rosales. La tres sería una mujer no militante. Luego, el cuatro se convierte en el siete, porque los ‘pluris’ del cuatro al seis serán mejores segundos lugares.

La Coalición Morena-PT en 2018 metió cinco ‘pluris’. La que ganó un distrito de mayoría fue la petista ‘Mary Chuy’ Reveles. Es factible que ahora Morena pueda ganar más de cinco ‘pluris’ o se agencie más de un distrito de mayoría. Veremos en qué para la cosecha.

WINTILO Y CHICO: AQUELLA NOCHE QUE MARCÓ EL FUTURO DEL PRI

Hace 15 años, la renuncia de Wintilo Vega a la candidatura a gobernador, marcaría el derrotero del PRI en los siguientes años y hasta nuestros días.

“Queda claro que lo único que el dirigente nacional del PRI Mariano Palacios Alcocer y sus colaboradores están esperando es una derrota en Guanajuato y lo único que consideran rescatable es una posición senatorial”.

Así lo dijo un día como hoy de 2006, Vega Murillo quien renunciaba a la candidatura a la gubernatura porque la entonces dirigencia nacional priista no aceptó su propuesta de que el empresario Jorge Videgaray Verdad fuera el candidato que encabezara la fórmula uno para el Senado.

Videgaray -que para entonces ya era considerado el priista más empanizado del estado- no pudo llegar porque en el camino estaba Francisco Arroyo Vieyra quien había amarrado con el entonces poderoso Manlio Fabio Beltrones la que estaba segura para el PRI Guanajuato.

“Sin el apoyo de mi dirigencia nacional, sin el respaldo a mis estrategias de campaña y en medio de un clima generalizado de derrotismo político, asumo la decisión de renunciar a la candidatura a gobernador”, decía Vega Murillo en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por quien había sido su brazo derecho y lugarteniente, Alejandro Arias Ávila.

Fue ahí que el tricolor quedaría marcado porque el relevo sería Miguel Ángel Chico Herrera que no pudo evitar la caída del tricolor en la contienda, aunque luego se quedaría con la franquicia del partido

Wintilo dejaría al PRI al garete y a sus incondicionales como el propio Alejandro Arias, quedarían huérfanos y perseguidos por Chico y Bárbara Botello que se harían cargo del partido.

Mientras tanto, Francisco Arroyo Vieyra “causante” de la renuncia de Vega Murillo, se convertiría en senador y factótum tricolor en los siguientes años. Chico fue senador en el sexenio peñista, luego saltó a Morena donde cayó parado y por lo visto ahí seguirá.

El damnificado de aquella renuncia, Alejandro Arias, podría ahora sí recibir la ‘pluri’ por la que suspira desde aquel entonces.

DIPUTADOS EN LA GLOSA: LOS ACTIVOS Y LOS AUSENTES

No puede ser el número de intervenciones o la simple presencia el indicativo más ilustrativo de la eficacia de un legislador o legisladora, pero mucho dice de su compromiso.

El Observatorio Ciudadano Legislativo dio a conocer el top de la participación de diputados en la glosa del Tercer Informe de Gobierno del ejecutivo y en el balance global, la diputada del Partido del Trabajo, ‘Mary Chuy’ Reveles y los priistas, Hugo Varela y José Huerta resultaron los legisladores más activos al contabilizar más preguntas e intervenciones.

Esto, según un análisis presentado por el presidente del organismo, Franco Padilla Fuerte a la participación de los 35 integrantes de la actual legislatura en la glosa celebrada del lunes al miércoles de la semana anterior, en seis sesiones.

Y tal como ocurre en las sesiones del pleno, pese a que el carácter virtual (aunque había la opción de estar presentes) de los eventos supondría que la asistencia no tiene pretexto, la presencia fue irregular pues en los momentos de mayor interés estuvieron 32 diputados y diputadas, pero hubo espacios en los que sólo había 25.

Padilla Fuerte también lamentó que en el seguimiento por rondas en cada uno de los seis ejes de gobierno, registró una disminución hasta de un 63% de la participación original. O sea que empezaban más o menos interesados y terminaba una comparecencia con la sala virtual a medias.

De los que más participaron, la diputada del PT registró un acumulado de 41 preguntas e intervenciones en los tres días de glosa, mientras que Varela registró 38 y Huerta, 34.

Después de ellos, los panistas Jesús Oviedo y Katya Soto así como la priista Celeste Gómez, acumularon 27 participaciones, una más que la blanquiazul Sandra Arrona con 26. Jaime Hernández de MC tuvo 23.

Debajo de ellos, estuvieron la panista Cristina Márquez con 24 y con 21, sus compañeros de bancada Paulo Bañuelos, Armando Rangel, Emma Tovar y Noemí Reynoso, además del morenista Raúl Márquez.

Los que menos participación tuvieron fueron Carmen Vaca, Claudia Silva y Luis Magdaleno con una, cuatro y cinco intervenciones, respectivamente. Ernesto Prieto, Josefina Salas, Jessica Cabal e Isidoro Bazaldúa no superaron las diez intervenciones y los restantes tuvieron entre diez y 20.

De los menos activos, llama la atención que dos sean morenistas, otros dos reciente conversos a la 4T, además de los dos perredistas. Los morenistas, salvo Raúl Márquez y Magdalena Rosales que fueron muy participativos, parecían estar más interesados en la grilla de las definiciones de candidatos de su partido mientras que, la otra, la exmorenista Salas será candidata por MC.

Padilla Fuerte dijo que hace falta avanzar mucho en la participación ciudadana pues solo se registraron 11 preguntas de personas ajenas al quehacer legislativo enviadas al Congreso para los funcionarios.

Un buen ejercicio del nuevo Observatorio Ciudadano, aunque deje cierto sabor amargo que el árbitro juegue desde la casa y con las reglas de los que evalúa.