Foto: Cristina Muñoz

Fernando Velázquez

León.- El incremento de la movilidad en Semana Santa, junto con la aparición de la cepa británica del coronavirus que es mucho más contagiosa que la original, pueden desencadenar una “tormenta perfecta” que ponga a trabajar a marchas forzadas al sistema de salud de Guanajuato.

Así lo advirtió el director general de Salud Pública en el estado, Pablo Sánchez Gastelum, quien resaltó que la confirmación del primer caso de la variante inglesa en la entidad, llegó en buen momento al saberse antes de las vacaciones de Semana Santa.

Por ello, la ciudadanía no puede poner el pretexto de que no sabían de su existencia en Guanajuato.

Sin embargo, el funcionario de la Secretaría de Salud en el estado pronosticó que muchos guanajuatenses vacacionarán en los próximos días, lo cual, sumado a la alta probabilidad de contagio de la nueva cepa, puede generar estragos en el sistema de salud estatal.

“Si no tomamos en cuenta esto, se formará una tormenta perfecta para pasando la Semana Santa, y esto provocaría que los sistemas de salud, por tercera vez, tendrían que estar trabajando a marchas forzadas, y hay que subrayar que no ha descansado nuestro personal de salud en más de un año”, dijo en conferencia de prensa.

En relación con el caso positivo de la variante inglesa ubicado en León, el secretario de Salud de Guanajuato, Daniel Díaz, señaló que todavía es el único confirmado en el estado por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (INDRE), mientras que cuatro más salieron negativos y todavía se está a la espera de seis resultados más.

LC